ESEVERRI HABLÓ SOBRE LA CASA DEL ACUERDO: “ESTAMOS PREOCUPADOS”

El historiador José Ricardo Eseverri se refirió a la Carta por la situación de la Casa del Acuerdo. (Foto archivo).

Tras la carta enviada al Ministerio de Cultura de la Nación, uno de los firmantes, Ricardo Eseverri, manifestó que la realizaron por “miedo” a no saber qué va a pasar con los archivos de la Casa del Acuerdo. Se trata de diarios y periódicos que pueden ser consultados en otros respaldos, tales como La Nación o los suplementos de algunos años de Clarín. Todo lo local sería conservado.

De la Redacción de El Norte
diarioelnorte@diarioelnorte.com.ar

Es de público conocimiento la carta elevada al Ministerio de Cultura de la Nación, la cual expresa preocupación por las distintas situaciones que se vieron en los últimos años en la Casa del Acuerdo, principalmente por el “ultrajante despojo que se realiza a la casa histórica del material aportado por los nicoleños y que no consentimos en modo alguno”.
La misma, está dirigida al ministro de cultura de nuestro país, Tristán Bauer, y a la directora nacional de Museos, María Isabel Baldasarre. Se esbozan distintas cuestiones, como por ejemplo la “poca colaboración de los directivos del Museo para con los historiadores”. Está firmada por algunos historiadores, vecinos y personalidades de la cultura.
Al respecto del particular, Ricardo Eseverri, historiador y uno de los firmantes, dialogó en el programa “Pablo Sin Vueltas” que emite Radio City FM 88.7 (lunes a viernes a las 7:00). Explicó entre todas las cuestiones, que la carta fue más por mera preocupación y una falta de diálogo con los directivos sobre algunos hechos que estuvieron viendo en los últimos tres años.

Preocupación  

“El planteo que hacemos es un grito de preocupación, porque se está perdiendo, se está regalando, se está vaciando de contenido lo que es el archivo de la hemeroteca. Se ha perdido toda la colección de diarios de La Nación, Clarín, La Prensa, etc”, afirmó Eseverri.
“Las colecciones de los diarios que estoy mencionando, las pasaron a la biblioteca del Congreso de la Nación. Lo que no se entiende acá es que, la directora es una simple administradora, porque el patrimonio es de los nicoleños. Será un Museo Nacional pero el patrimonio es de todos los nicoleños”, agregó el firmante de la carta.
En ese sentido, Eseverri marcó que “esos diarios que sacaron de la Casa del Acuerdo, fueron donados por los nicoleños. No es que el Museo los compró, sino que hubo nicoleños que se tomaron el trabajo de regalar esos diarios para que quede en el archivo”.
Otro de los puntos que marcó el historiador, es que esas colecciones estaban aquí en la ciudad desde hace muchísimos años, inclusive desde los años 30. “Si bien es cierto que hay respaldo todo eso en los archivos de Diario La Nación o La Capital de Rosario, antes estaban al alcance de la mano en la Casa del Acuerdo”, agregó Eseverri.
“El problema más grande es que nadie sabe acá lo que va a suceder con los elementos valiosos que tiene el Museo. Necesitan hacer lugar y por eso desaparecen la hemeroteca. Tengo entendido que todo lo local se conserva pero no se sabe que puede pasar”, arrojó Eseverri.

“Las colecciones de los diarios que estoy mencionando, las pasaron a la biblioteca del Congreso de la Nación. Lo que no se entiende acá es que, la directora es una simple administradora, porque el patrimonio es de los nicoleños. Será un Museo Nacional pero el patrimonio es de todos los nicoleños”

Alarmas

“El problema acá es que hay gente que se cree dueña del patrimonio. Nosotros estamos de paso pero la ciudad queda, por suerte. Estamos perdiendo lo que es de todos los nicoleños, que se logró reunir a lo largo de muchos años”, manifestó Eseverri.
“El Museo y el archivo de la Casa del Acuerdo, es una biblioteca especializada. Es un Museo histórico y no de cualquier época, sino de la Reorganización Nacional. Es único en el país. No se preserva, no se cuida, no se enseña. Si vos vas  a una consulta, no te atienden, no hay lugar, están de vacaciones”, afirmó Eseverri.

Museo y Biblioteca

“Hace más de un año que el Museo y la Biblioteca están cerrados a todo tipo de actividades. Y las mínimas que se realizaron, poco tuvieron que ver con el objetivo primordial de su creación”, afirma el texto con preocupación y continúa: “Tampoco hay voluntad por parte de la Dirección del Museo y Biblioteca en colaborar con los ciudadanos, que por múltiples razones necesitan de los servicios que supuestamente debería ofrecer el Estado nacional a sus habitantes. Todo independientemente de los protocolos que coincidimos deben aplicarse a partir de la pandemia”. Sobre el vaciamiento de la Casa de Acuerdo, la carta afirma que “con la excusa de protocolizar un ‘nuevo guion’ vemos espantados el ultrajante despojo que se realiza a la casa histórica, del material aportado por los nicoleños, y que no consentimos en modo alguno. Sr. ministro, queremos recordarle que el ‘guion’ ya existe y lo escribieron los próceres de la argentinidad. El caso de la Hemeroteca es preocupante: su material está siendo cuasi confiscado y enviado a la Biblioteca del Congreso Nacional”.