En cuanto al procedimiento de extracción de plasma en pacientes recuperados de coronavirus interesados en donar, la jefa del Servicio de Hemoterapia del Hospital San Felipe, Dra. María José Heymo, señaló a EL NORTE que el Hospital no cuenta con el equipamiento aunque puede facilitar instancias previas. La especialista detalló los centros habilitados en salud pública según los protocolos de la provincia de Buenos Aires. 

EL NORTE consultó a la jefa del Servicio de Hemoterapia del Hospital San Felipe, Dra. María José Heymo, sobre el procedimiento de la donación de plasma de pacientes recuperados de COVID-19 y el tratamiento que lo requiere. “En el Hospital hay varios pacientes que recibieron plasma con buena respuesta”, destacó. “El Hospital no lleva a cabo la extracción de plasma porque para poder realizar el procedimiento hace falta una máquina que se llama de aféresis, a la cual se conecta el donante por una vena y se extrae la sangre entera. Va pasando por esa máquina que separa las células de la sangre, y se las devuelve al donante y se va quedando con el plasma que es donde están los anticuerpos, entre ellos los ‘anti-COVID-19’. Ese procedimiento permite hacer una extracción de mayor cantidad de plasma. Con una donación se puede obtener dosis para tres pacientes Covid. Lo que sí podemos hacer en el Hospital, es con aquellas personas recuperadas de covid interesadas en donar -que tienen que cumplir los mismos requisitos que cualquier donante de sangre- es realizarle la entrevista médica previa a la donación y tomar una muestra de sangre para enviar al Instituto de Hemoterapia de La Plata, que es el ente regulador de toda la hemoterapia en la provincia de Buenos Aires. Allí se le mediría la cantidad de anticuerpos que tienen para ver si es apto para donar plasma convaleciente. Si llegara a ser así, el donante tiene que viajar a los lugares que según los protocolos de la provincia de Buenos Aires están habilitados para realizar la extracción y almacenamiento de plasma de convaleciente. En este momento son: el Instituto de Hemoterapia de La Plata, el Hospital de General Rodríguez, el Centro Regional de Mar del Plata y el Centro Regional de Tres de Febrero, pactando previamente el turno con alguno de servicios”, explicó la especialista.

Protocolo, Cucaiba y tratamiento

“Esta sería la vía a través del Hospital San Felipe según el protocolo de la provincia de Buenos Aires, la parte pública provincial”, aclaró y agregó que otra opción es que aquellos donantes interesados se comuniquen directamente al teléfono del Cucaiba, que es el encargado de la logística: 0800-2220101. “Allí se le realiza una breve entrevista telefónica para ver si cumple requisitos y se lo orienta a dónde debe concurrir si tiene intenciones de donar plasma y es paciente recuperado de covid”, indicó.

“En el Hospital San Felipe hay varios pacientes que recibieron plasma de convaleciente para el tratamiento de su patología con buena respuesta. Si lo favorable de la evolución de estos pacientes tiene que ver con plasma, se podrá saber una vez que termine este ensayo clínico y se analicen los resultados de todos los pacientes tratados con plasma. Se podrá hacer así un análisis más claro de este tratamiento experimental. Al paciente que lo va a recibir y a su familia se les explica esto, y firma un consentimiento para poder recibir este tipo de tratamiento”, notó.

En cuanto a cómo es el procedimiento de extracción de plasma en clínicas y sanatorios privados que convocan a donantes recuperados de COVID-19, la Dra. Heymo respondió: “Respecto de la parte privada, lo que sé es que existen otros protocolos en la provincia que son protocolos de tratamiento experimental con plasma llevado a cabo por otras instituciones privadas o fundaciones. Son diferentes al protocolo público provincial”.  

Asimismo recordó que “la donación de sangre y de plasma es un acto voluntario y desinteresado”. “Cualquier retribución a cambio en nuestro país es ilegal”, marcó.

Regulación nacional de uso

A nivel nacional, se encuentra la Resolución 783/2020 publicada en el Boletín Oficial,  donde se aprobó el “Plan Estratégico para regular el uso del plasma de pacientes recuperados de COVID-19 con fines terapéuticos”.

En la misma se establecen ejes de investigación a partir del plasma de convalecientes, entre ellos evaluar la seguridad y eficiencia del uso de plasma en convalecientes en enfermos de COVID-19 y el de desarrollo de una inmunoglobulina hiperinmune.

Asimismo, el pasado 23 de julio, el Senado convirtió en ley el proyecto que dispone crear una campaña nacional para la promoción de la donación voluntaria de plasma sanguíneo, proveniente de pacientes recuperados de  coronavirus de todo el país. La nueva norma reconoce a los donantes como “ciudadanos/as solidarios/as destacados/as de la República Argentina” y ordena garantizar el traslado de aquellos pacientes recuperados de COVID-19, aptos para ser donantes de plasma y que no tengan los medios para realizarlo.

Con la medida, se crea además un Registro Nacional de Pacientes Recuperados de COVID-19 Donantes de Plasma, cuya información deberá resguardarse en cumplimiento de la Ley 25.326 de protección de datos personales.

La autoridad de aplicación de la ley, a determinar por el Poder Ejecutivo Nacional, deberá garantizar que los donantes cumplan con los criterios de elegibilidad de acuerdo con los protocolos habilitados vigentes, y hayan expresado su consentimiento informado.

También tendrá como función requerir a las autoridades sanitarias jurisdiccionales la definición de los Centros Regionales de Hemoterapia y/o bancos de sangre que serán los responsables de realizar la captación y recolección de plasma de pacientes recuperados de COVID-19.

De interés provincial

La Legislatura bonaerense sancionó a principios de julio, la ley que declara de interés provincial la donación de plasma rico en anticuerpos de pacientes recuperados de coronavirus, con el objetivo de fomentar y promocionar esa práctica en la provincia de Buenos Aires.

La ley faculta al Poder Ejecutivo para que pueda instar a los pacientes recuperados de COVID-19 a acercarse a los Centros de Hemoterapia y/o Bancos de Sangre Intrahospitalarios habilitados, a los efectos de constituirse en donantes.

Además, insta a promover campañas de difusión y concientización sobre la importancia de la donación de plasma rico en anticuerpos por parte de pacientes recuperados de coronavirus como método de tratamiento para pacientes infectados.

La iniciativa cuenta con el apoyo del Ministerio de Salud bonaerense y más de 30 municipios de la provincia de Buenos Aires, por lo que invita a las comunas a adherir a la ley.