Diálogo roto y malestar interno en el Consorcio Portuario


Con el proceso de licitación del elevador de granos virtualmente paralizado, la relación entre los directores y la presidenta es nula. “No nos responde ni las notas”, se queja parte del directorio al referirse a Cecilia Comerio. El malhumor crece por estas horas a partir de la supuesta contratación de cinco asesores que cobrarían salarios muy altos.


La relación entre la presidenta y miembros del directorio del Consorcio que administra el Puerto de San Nicolás es virtualmente nula. Así lo aseguran distintas fuentes consultadas por este diario a propósito del conflicto suscitado por el paralizado proceso de licitación del elevador de granos, una iniciativa impulsada por el directorio que presidía Antonio Negro y que fue «congelada» poco después de que Cecilia Comerio asumiera el mando.
Tal como adelantara este diario, la licitación del elevador de granos fue sometida a revisión luego de que la conducción entrante objetara parte del texto del pliego de bases y condiciones. Esa revisión tiene un plazo de 45 días y vencerá en dos semanas, aproximadamente.
“Olvidate, lo van a freezar y se va a terminar cayendo”, le confió a EL NORTE una fuente que se sienta a la mesa en la que se toman las decisiones.
Otra de las personas que ocupa una silla en esa misma mesa asegura que los directores del consorcio le enviaron dos notas a Comerio solicitando una reunión “para resolver cuestiones urgentes”, según sus propias palabras. Y ninguna de esas notas fue contestada, según le confiaron a este medio.
Entre esas cuestiones a resolver se encuentra un pedido de aclaratoria de las empresas que adquirieron los pliegos de la licitación del elevador de granos. Tal como informara EL NORTE, fueron tres los oferentes: ACA, Grobocopatel y Pamsa (en unión con otras empresas). Pero el Directorio también pide información acerca del pedido que habría hecho la empresa Casport, de Federico Chouhy y Belisario Tiscornia, con relación a adquirir los pliegos de manera gratuita. Esto fue chequeado por tres fuentes diferentes. Y suena un tanto curioso puesto que no debiera haber privilegio alguno al momento de competir por una obra. Cabe recordar que el costo del pliego de bases y condiciones para la puesta en valor y explotación del elevador de granos es de 10.000 dólares. Otorgarle gratuitamente el pliego a uno de los interesados mientras el resto lo compró al precio fijado supone, en principio, romper la lógica de igualdad de condiciones en la que se debe competir por la adjudicación de cualquier trabajo.
Lo concreto es que el diálogo interno en el Consorcio parece estar completamente roto. O como algunos le confían a este medio, “no existe”.

Para peor
Los directores del Consorcio, que son los mismos que ocupaban una silla durante la presidencia de Negro, no ocultaron su malestar por otra medida que habría tomado Comerio. El malhumor responde a la decisión de contratar cinco asesores, le cuentan a este diario, tres de ellos con salarios de 180.000 pesos mensuales y otros dos de 90.000 pesos por mes.
“Están metiendo a gente de La Cámpora”, acusan las fuentes consultadas por este diario.
En este contexto, la buena convivencia entre directores y presidenta parece un imposible. Lo grave es que este desencuentro pueda atentar contra el desembarco de grandes inversiones como la puesta en valor del elevador de granos que generaría cientos de puestos de trabajo, directos e indirectos.
En varias oportunidades este diario intentó comunicarse con Cecilia Comerio para que todas las voces tuvieran el mismo lugar. De momento la requisitoria no ha sido respondida.