Los guardavidas denuncian irregularidades en la seguridad de la playa de Ramallo


La temporada de verano quedará inaugurada el 1 de diciembre, pero las agradable temperaturas de los últimos días hizo que miles de personas se acerquen a la zona costera a disfrutar de la playa. En estos primeros días no se observaran guardavidas en el sector y esto se produjo a raiz de no haber llegado a un acuerdo con el municipio, según aducen sus representantes de la asociación que los nuclea. Denunciaron que existirían irregularidades en la seguridad para los bañistas.


En el transcurso del fin de semana desde la Asociación de Guardavidas del Norte de Buenos Aires (AGUNOBA), advirtieron que aún no arreglaron los honorarios para la temporada que se avecina y denunciaron algunas irregularidades que se estarían produciendo en la prestación de seguridad a los bañistas en la zona de la costa ramallense.Por el lugar pasan miles de personas durante los fines de semana a pesar que la temporada no se encuentra habilitada -sobre todo los días domingos- y muchos de ellos deciden introducirse a las aguas del río Paraná para apaciguar las altas temperaturas a pesar de la bajante que está experimentando desde hace más de un año, con los peligros que eso conlleva.Desde la asociación sostienen que desde hace un tiempo no tienen diálogo con el gobierno municipal, por lo tanto no pudieron cerrar el convenio para el verano que viene, y por otro lado se muestran preocupados por algunas irregularidades que se estarían observando en la materia ante la gran presencia de público que se observó en los últimos días en la zona de playa.

Preocupación por la bajante del río
“Las condiciones del río no son las mejores a raíz de la bajante que está experimentando desde hace unos cuantos meses. Esto hace que el canal esté mucho más cerca de la playa que en condiciones normales, y a pesar de eso no se han colocado las boyas correspondientes para que las personas sean conscientes del peligro que corren al insertarse en lo más profundo, y esto hace que sea indispensable la presencia de personas con una preparación adecuada para cuidarlos. Algo que hoy no está ocurriendo a raíz de esta incertidumbre sobre nuestra situación”, informó ante los medios locales el guardavidas Diego Martínez, integrante de la conducción de (AGUNOVA) San Nicolás - Ramallo.“Por algunas cuestiones que hemos observado el pasado fin de semana no nos sorprendería nada que podamos ver a cualquier persona con un silbato y una remera haciendo nuestro trabajo, porque ya nos pareció extraño que hayan colocado banderas de prevención que es una tarea que nos toca a nosotros”, dijo al referirse a la situación que observaron el pasado fin de semana.

Honorarios y cantidad
Dos de los puntos que se encuentra en discusión -o por lo menos era así en el último encuentro que mantuvieron las partes, según aducen- está relacionado al pago que percibiría cada uno de los guardavidas que contrataría el municipio por los meses de diciembre, enero, febrero y marzo, y el número de personas a contratar.“La escala salarial vigente marca que un guardavidas tiene que cobrar unos 50.000 pesos por mes, pero acá nos están ofreciendo 38.000. Y otra cuestión que estamos viviendo es que solamente quieren contratar a 6 guardavidas, cuando tendrían que ser por los menos 10 o 12, por la extensión de la playa y los turnos que tendríamos que cubrir. Esperamos que a corto plazo nos llamen para poder definir esta situación”, expresó Martínez con posterioridad.En las fotografías que la asociación posteó en su página de facebook acompañando su denuncia se puede ver a decenas de personas en el agua y también a otras realizando actividades náuticas sin respetar los lugares establecidos para este tipo de prácticas.