Oficializan reanudación de servicios de micros de media y larga distancia 


A través del Boletín Oficial, el Gobierno nacional definió y estableció los protocolos que tendrán que respetar las empresas para prevenir contagios de coronavirus. La vuelta a la actividad al cabo de siete meses de completa paralización trae algo de alivio para un sector de empresarios y trabajadores que venían subsistiendo a duras penas a través del programa de ATP. En la seccional San Nicolás de la UTA analizan las condiciones.

Luego de casi siete meses sin servicio como consecuencia de la pandemia de coronavirus, el Gobierno Nacional autorizó la reanudación de los servicios de colectivos de larga y media distancia y de vuelos de cabotaje, con sus respectivos protocolos de seguridad.El Ministerio de Transporte y la Administración Nacional de Aviación Civil (ANAC) comunicaron las condiciones a respetar para la reanudación de los distintos rubros.
A través de la Resolución 222/2020, que fue publicada este viernes en el Boletín Oficial, la cartera de conduce Mario Meoni estableció los lineamientos que tendrán que llevar a cabo los servicios de transporte automotor y ferroviario interurbano de pasajeros para la reanudación de los servicios.Para garantizar el distanciamiento social dentro de los colectivos de media y larga distancia se limitó la capacidad de ocupación. Los vehículos de categoría “Semicama” podrán trasladar en simultáneo hasta 37 pasajeros; los de categoría “Cama ejecutivo” podrán trasladar hasta 26 pasajeros; y los micros de categoría “Cama suite” podrán hacerlo con hasta 18 personas.
El decreto estableció que las frecuencias se ajustarán de acuerdo a la demanda de los servicios, “no pudiendo en ningún caso superar aquellas actualmente registradas para cada línea”, y que los horarios de los servicios se programarán teniendo en cuenta las tasas de ocupación de la distintas terminales de origen y destino, con el objetivo de no generar aglomeraciones de personas al momento del ascenso y descenso de las unidades.
Con respecto al transporte ferroviario interurbano, “deberá limitarse la capacidad de ocupación al 60% por cada coche en servicio”.En el caso de grupos familiares, las empresas posibilitarán que adquieran pasajes para viajar en butacas adyacentes o de ubicación cercana, “sin perjuicio del distanciamiento social que debe mediar respecto de los restantes pasajeros del servicio”.

Los pasajes
En tanto, para la compra o reserva de pasajes se procurará “utilizar medios de pago no presenciales”. Los pasajeros deberán contar con certificado de circulación y/o exhibir el permiso desde la App Cuidar.No obstante, se aclaró que “las empresas operadoras de servicios de transporte automotor para el turismo nacional y las permisionarias de servicios de transporte automotor de carácter público, de tráfico libre y ejecutivo podrán continuar prestando los servicios de traslado de trabajadores esenciales de actividades exceptuadas del aislamiento social, preventivo y obligatorio”.Más allá de la oficialización del Gobierno Nacional, las empresas deberán gestionar la conformidad de los gobernadores para el ingreso a cada provincia teniendo en cuenta la realidad epidemiológica que atraviese cada distrito.Asimismo, al subir al micro se tomará la temperatura, con un límite de 37,5°, y aunque los choferes contarán con un listado de los hospitales y centros de salud más cercanos a su recorrido, en el caso de que se presente durante el viaje algún pasajero con algún síntoma de Covid-19, deberá quedar aislado en el ómnibus.

Con reparos
El secretario general de la UTA San Nicolás celebró el regreso a la operatoria para los micros de media y larga distancias, aunque se mostró cauteloso en cuanto al impacto real que tendrá en empresas que no funcionan desde marzo. “Hay que ver ahora cómo hacen esas empresas chicas para volver a operar”, avisó. Habrá protocolos especiales y condiciones de distanciamiento y capacidad.“El 20 de marzo se paralizó la actividad para el transporte de pasajeros en media y larga distancias. El regreso anunciado es un alivio, aunque todavía debemos conocer cuál es la modalidad y protocolos que se van a implementar”, explicaba el secretario general de la Unión Tranviarios Automotor San Nicolás, Tomás Lencina.En diálogo con Radio U, el dirigente colectivero contó que “durante este tiempo los choferes de media y larga distancias sólo estaban percibiendo los ATP porque las empresas estaban imposibilitadas de operar. En términos nominales, están cobrando alrededor de 30 mil pesos”.Cabe recordar que la Asignación al Trabajo y la Producción (ATP) es una ayuda del Gobierno a las empresas que representa el 50 por ciento del salario que los trabajadores perciben por convenio.
“La seccional San Nicolás de la UTA representa a unos 600 trabajadores de media y larga distancias. Para nosotros el regreso a la actividad es una buena noticia en el marco de la incertidumbre general. El trabajador sólo piensa en trabajar y ganarse un salario que le permita mantener a su familia”, aseguró Lencina.