La planta de General Motors produce a media máquina


La vuelta al trabajo en la planta ubicada en la localidad de Alvear representó un gran alivio para los operarios nicoleños que cumplen tareas allí. De todas maneras, el ritmo de producción está todavía lejos de los niveles pre pandémicos, que ya eran bajos. Se fabrican unos diez autos por hora.


El 29 de junio, General Motors reiniciaba la producción en su Complejo Automotor ubicado en Alvear, bajo estrictas normas de seguridad e higiene para sus empleados y proveedores, conforme a los protocolos globales de la compañía para la prevención en la transmisión del COVID-19. La vuelta al trabajo en la planta ubicada en la localidad de Alvear representó un gran alivio para los operarios nicoleños que cumplen tareas allí. Aunque el ritmo de producción está todavía lejos de los niveles pre pandémicos, que ya eran bajos.Las medidas sanitarias contemplan el control de temperatura en distintas instancias, formularios de autodeclaración, protocolos de distanciamiento físico, elementos de bioseguridad para todo el personal, desinfección y limpieza de espacios comunes y de estaciones de trabajo y equipos, distanciamiento físico en las líneas de montaje y comedores sanitización continua en los espacios de trabajo y desinfección diaria de la planta.
Sin embargo, la General Motors de Alvear sigue trabajando a media máquina: “Hoy solo se están fabricando 10 autos por hora y se sigue con rotación de personal”, dijo Marcelo Barros, secretario general de Smata Rosario.De los 1300 trabajadores de planta, 650 trabajan 15 días del mes y la otra mitad, lo hace la quincena restante. El acuerdo con el gremio es el pago del 100 por ciento del sueldo los días trabajados y el 70 por ciento los no laborables. Este esquema funcionará hasta terminar 2020, período en el que se producirá el modelo Chevrolet Cruze.“Establecimos ese cronograma de trabajo con la empresa para evitar despidos y también se brindarán vacaciones a parte del personal en octubre. Además, se garantizó el protocolo necesario para los trabajadores por la pandemia”, completó el dirigente gremial.

Panorama oscuro
Al menos seis empresas autopartistas cerraron actividades productivas desde el inicio de lapandemia, las que se suman a otras 21 que lo hicieron años anteriores, destacó un informerealizado por la Asociación de Fábricas Argentinas de Componentes (AFAC).“AFAC insta a la cadena de valor automotriz y a las autoridades a que tomemos cabal conciencia de la gravedad en la que se encuentra el sector automotor de nuestro país, enparticular el sector autopartista”, indicó la entidad.“Nos preocupa sobremanera que se interprete que ello es el mero resultado de la coyuntura generada por la pandemia del Covid-19. Cerrar actividades fabriles en el sector automotor requiere procesos de decisión que llevan muchos meses, y a veces años”, afirmó la AFAC.Puntualizó que, “entre 2009 y la actualidad, han cerrado actividades productivas unas 47 empresas de la actividad autopartista”, y afirmó que “existen múltiples factores que han sido determinantes en la generación de este proceso de cierres”.Entre ellos, señaló que “la falta de estímulos y la inseguridad jurídica producida por elpermanente cambio de las reglas de juego desincentivan los proyectos de inversión quese requieren para mantener una industria automotriz estructuralmente sólida ysustentable”.
También indicó la existencia de “altísima presión impositiva sobre etapas deproducción en los tres niveles de gobierno”, y puso como ejemplo que “Ingresos Brutos grava autopartes locales y no lo hace con las importadas”.