“Durante la cuarentena han crecido las consultas por violencia de género” 


La ministra de las Mujeres, políticas de Género y Diversidad Sexual de la provincia de Buenos Aires, Estela Díaz, dialogó con el programa Pila & Media que se transmite de 7 a 9 por radio U (FM 89.9), para explicar de qué se trata el Plan que lanzó el gobierno de Axel Kicillof, para reforzar el abordaje integral de las víctimas por violencia de género en los municipios del territorio bonaerense.


En San Nicolás, Florencia Beterete, a cargo de la dirección de la Mujer, políticas de Género y Diversidad Sexual de la ciudad, participó ayer por la mañana en un plenario virtual del Consejo de políticas del sector, con los y las representantes de los municipios para abordar los detalles del nuevo proyecto y cómo será la implementación en cada región.La ministra de las Mujeres, políticas de Género y Diversidad Sexual de la provincia de Buenos Aires, Estela Díaz en conversación con el programa Pila & Media, detalló: “Vemos una constante, los femicidios no se han reducido y nos preocupa que de 10 víctimas, 7 no hacen la denuncia. Hay una preocupación de por qué no se llega a la instancia previa. Durante la cuarentena, han crecido alarmantemente las consultas al 144 y al whatsapp del ministerio. Desde que comenzó el aislamiento se atendieron 728 casos críticos, es decir de peligro inminente, en PBA”.

Programa
El programa denominado “Comunidades sin violencia” apunta a fortalecer la intervención en los territorios, y será puesto en marcha en tres etapas.Así lo confirmó Estela Díaz en radio U, al tiempo que aseguró: “Será un plan central porque las personas que padecen situaciones de violencia por motivos de género, viven en un territorio, y es allí donde acuden por ayuda. Es allí donde el estado debe darles una respuesta”.“El objetivo principal es fortalecer la intervención municipal. La reconstrucción de los hogares de protección o ´casas abiertas´ de medio camino. Son los ejes, como también lo es acceso al trabajo. La formación profesional, el cooperativismo y las formas que apunten a sostener y construir un proyecto de vida autónomo. El programa llega para crecer y fortalecer la atención a las mujeres víctimas de violencia de género que necesitan respuestas que se sostengan en el tiempo”, en ese sentido señaló la clara decisión del gobierno de la provincia, de invertir en estas políticas públicas.

Trabajo territorial
En conferencia de prensa en el Salón Dorado de la Casa de Gobierno, el pasado 20 de julio el gobernador bonaerense Axel Kicillof junto a la ministra Estela Díaz, presentaron oficialmente el programa que destinará un fondo inicial de 500 millones de pesos para implementarlo eficaz y rápidamente.Las tres líneas de trabajo que se abordaran consisten en primer lugar en reforzar los dispositivos municipales de atención con equipos técnicos interdisciplinarios y la incorporación de la mirada sobre los varones, y sobre los varones que ejercen violencia; en segundo lugar al equipamiento y al refuerzo de los hogares a los que las mujeres llegan cuando corren peligro sus vidas, y a las casas de medio camino; y la tercera, a la construcción de líneas de acceso al trabajo.
“Necesitamos que en cada uno de los 135 municipios, nuestras líneas de trabajo puedan cobrar cuerpo y tomar forma. Cada uno de los gobierno municipales seguro está haciendo algo y tomando acciones frente a políticas de género. Pero ahora contarán con tres líneas para las particularidades de cada región, con financiamiento de la provincia”, dijo el mandatario.En tanto, el programa tendrá un esquema de implementación en tres etapas que irán desde octubre de este año hasta junio de 2021.“Necesitamos que la perspectiva de género esté en todas las áreas. En lo productivo, la salud, el turismo, la cultura. Hay que pasar de la deconstrucción individual a la construcción de políticas de Estado”, añadió.La ministra de las mujeres en PBA, marcó: “El conurbano es la zona más afectada por el COVID-19 y las políticas de aislamiento”.Díaz resaltó la heterogeneidad del territorio y afirmó que “las características de la provincia nos llevan a pensar de manera local, regional y provincial”, y mientras que en algunas comunas las áreas de género tienen rango de secretarias en otras esos espacios aún son inexistentes.
En cuanto a la Casa de Abrigo, que se aprobó en el HCD de San Nicolás pero nunca se implementó, por aparentes motivos presupuestales, Díaz dijo: “Esto no contempla la construcción de Casas nuevas, sino en casas de medio camino. Pero son cuestiones que se van a ir resolviendo con el tiempo, atendiendo a cada municipio en particular”.
En Astillero Río Santiago se están construyendo contenedores para montar consultorios y las nuevas ´casas abiertas´.De todas formas, apuntó que el hogar “es la última instancia, es cuando hay un riesgo de vida y no pudiste hacer funcionar otros dispositivos. Por eso apuntamos dispositivos hacia los agresores, para tener espacios reeducativos y que sea el agresor el que deje el hogar y no la víctima. Esta es una línea de trabajo fuerte desde el ministerio”.“Ahora estamos en una etapa inicial destinada al diseño, entre octubre y diciembre será el tiempo de los municipios y la implementación. Y el objetivo es en junio de 2021 contar con líneas de trabajo en los 135 municipios bonaerenses”, cerró.

Trayectoria
De extensa trayectoria en la lucha feminista, Estela Díaz, fue militante social y barrial. Estudió el profesorado de Letras en la Universidad Nacional de La Plata y es reconocida por su especial preparación en temáticas género, movimientos sociales y obtuvo menciones especiales por su defensa y promoción de la salud de las mujeres. Integra la Campaña Nacional por el Derecho al Aborto Seguro, Legal y Gratuito; iba a sumarse al equipo de la ministra nacional Elizabeth Gómez Alcorta, pero fue convocada por Axel Kicillof, con dijo tener “el sueño de trabajar”.“Estamos navegando y construyendo un barco desde cero”, así gráfico cómo se arma un ministerio que no tiene precedente en la historia de la administración bonaerense.“Este ministerio tiene que llevar adelante políticas públicas que desde nuestro rol de militantes en la sociedad civil, demandábamos. Para pensar en una reducción o eliminación de las violencias de género, hay que pensar un modelo integral de respuestas”.