La comunidad vasca renueva su participación y compromiso en la ciudad


El Centro Vasco de San Nicolás realizó una nueva rotisería, cuya recaudación se destina al mantenimiento de programas y acciones locales. Entre ellos, se encuentra la elaboración y distribución de comida en comedores y merenderos en tiempos de pandemia.


La reserva de arroz con txipirones a la manteca, arroz con pollo y mus de ajo del Centro Vasco Euskal Etxea de San Nicolás, se agotó rápidamente en la semana y el domingo se entregó. Por eso, ya programan otra para el 19 de julio. En este momento de pandemia por COVID-19 y aislamiento, la organización local ya cocinó para los comedores y merenderos: Don Tito de barrio Don Miguel, Estrellita del Norte de barrio Evita, y espacios de barrios Oeste, Moreno y Suizo. La venta de comida a la comunidad, permite sostener este tipo de acciones.
El Centro Vasco local tiene un programa desde 2001 a través del cual, sus integrantes cocinan para los alumnos y las alumnas de las escuelas con población más vulnerable. Debido a la pandemia por COVID-19 y la cuarentena, esos chicos que comen en las escuelas no pueden hacerlo allí. Por iniciativa de los jóvenes del Centro Vasco, se resolvió cocinar para merenderos y comedores, y que sus referentes retiren la comida para repartir en sus comunidades.Las actividades son coordinadas con Desarrollo Social de la Municipalidad, respetando el aislamiento y tomando las precauciones que establecen los protocolos. La organización también colaboró con la Capilla Santa Ana, el Hogar del Carmen y la Casa del Niño.Los teléfonos de contacto son: 154533626, 154520943, 154317023 o 154673345.

FOTO: El Centro Vasco Euskal Etxea de San Nicolás adelantó que programan una nueva rotisería abierta a la comunidad para el próximo 19 de julio (gentileza Maru Maiztegui).