Los incendios sin control en el norte de la provincia de Córdoba ya arrasaron más de 40 mil hectáreas, según datos oficiales. Este es el siniestro más grande en las sierras en los últimos 12 años. Ante esta devastadora situación, el Gobierno de esa provincia decidió declarar la “emergencia agropecuaria” en las zonas afectadas, con el objetivo de sumar fondos nacionales para asistir a los productores afectados por el fuego y llevar adelante un plan de restauración ambiental a partir del cual se reforestará con árboles nativos, según indicó el gobernador Juan Schiaretti a través de las redes sociales.

¿Cuáles son las zonas afectadas?
Según el último parte emitido, los bomberos voluntarios se encuentran trabajando en Capilla del Monte y en las zonas aledañas como las ciudades de Cosquín, Bialet Massé, Santa María de Punilla, Comuna de San Roque y La Calera. Otro de los sectores en donde combaten las llamas es en los alrededores del puente José Manuel de la Sota, teniendo en cuenta que uno de los frentes bajó desde la parte alta de las sierras hacia el lugar. Además, en el norte del Valle de Punilla continúa cortada al tránsito vehicular la Ruta Nacional 38 y la Provincial 17 que une este departamento con Ischilín, donde el el pasado 15 de agosto comenzó el foco.

A la espera de la tormenta perfecta
Uno de los factores de los incendios sin control se debe a la sequía que se registra, sin lluvias de consideración desde mediados de abril, sumado a los fuertes vientos que alimentan y empujan a las llamas. La situación podría comenzar a cambiar a partir de octubre con la regularización del régimen de lluvias. De todas maneras, el titular de Defensa Civil, Diego Concha, aseguró que el Servicio Meteorológico pronostica que podría llover en los próximos días en el 80% del territorio provincial. “Que llueva algo ya es positivo porque ingresaría un frente húmedo, pero lo ideal sería que caigan más de 15 milímetros”, explicó. Por otro lado, existen fuertes sospechas por presunta acción intencional de encender los campos con el objetivo de limpiarlos para explotación agropecuaria, lo mismo que sucede con los incendios en las islas del delta del Paraná.

Detenidos por los incendios
Un hombre de 38 años fue detenido el pasado lunes en una zona de Punilla donde se había desatado un extraño foco, en dirección opuesta al lugar donde los bomberos desplegaban el principal operativo. Según informaron las autoridades, se trata de una persona oriunda de Charbonier que no podía explicar lo que hacía en el lugar y a la que se le secuestraron dos encendedores. El hombre fue puesto a disposición de la Justicia. Además, este martes el jefe de la departamental norte de la Policía, Leonardo Javier Páez Stelchman, informó sobre la detención de otras tres personas relacionadas a inicios de incendios. “En la departamental San Javier, en San José se detuvo a dos jóvenes de 15 y 17 años. Habían prendido fuego en un campo a donde llegaron efectivos y vieron como una motocicleta salía del lugar con los dos chicos abordo. Tenían dos encendedores”, dijo Concha al portal Cadena 3. En tanto, una mujer de 59 años fue detenida en la localidad de La Paz por prender fuego en el patio de su vivienda.