VOLVIÓ LA PRESENCIALIDAD EN EL JARDÍN 918, TRAS TERMINAR CON LA OBRA EDILICIA

Imagen de la grieta que provocó el retraso de la presencialidad. EL NORTE.

Desde que apareció una grieta en una de las paredes del jardín, el Consejo Escolar había decidido no darle comienzo a las clases presenciales por no saber si los alumnos y docentes iban a correr riesgo alguno. Por suerte, el daño fue muy superficial y se pudo solucionar en tres o cuatro días de trabajo.

En la jornada de ayer, los niños volvieron a visitar su jardín, ubicado en barrio San Martín. La grieta en cuestión, se habría formado por un sismo que pudo sentirse en la zona norte de San Nicolás. Al respecto, la presidenta del Consejo Escolar, Malena Albert había manifestado a nuestro medio que “la hipótesis que manejamos es que, en la zona norte, el Jardín N°917, el N°918, el N°902 y la escuela N°43, parece que luego del sismo que tuvo repercusión acá en la ciudad ocasionó que se muevan las estructuras. Esto hizo que se forme esa grieta que nos llevó a tomar la decisión de no iniciar las clases presenciales”.
“Hasta no haber tenido el informe oficial de la DPI (Dirección Provincial de Infraestructura), que nosotros acá tenemos dos arquitectos, no queríamos iniciar las clases por las dudas de que pudiesen correr riesgo los alumnos y los docentes. El lunes 8 de marzo fue el Arq. José León quien nos informó que no es una cosa peligrosa”, agregó Albert. Finalmente, el viernes pasado se firmó el final de obra y los docentes y auxiliares dejaron todo listo para el arranque de la presencialidad. Hasta el momento, los niños siguieron con las clases virtuales, ya que debían preservar la seguridad de todos y por suerte el trabajo full time logró terminar a tiempo la refacción. “Se trabajó sin parar y contra reloj para poder brindarles la tranquilidad a los padres, a los niños, docentes y auxiliares de que las clases presenciales iban a comenzar en óptimas condiciones”, manifestó Albert.