VÍCTOR FERNÁNDEZ: “BELGRANO SIEMPRE FUE MI CASA”

Víctor Fernández promedia hasta aquí 24.3 puntos, 5 rebotes y 4 asistencias en tres partidos en el Federal. FOTO DANIEL DORADO/EL NORTE

El base regresó con todo al club en donde se formó como basquetbolista y se convirtió en figura y goleador del Rojo y de la División Bonaerense del Torneo Federal. A los 21 años, y después de haber tomado la difícil decisión de abandonar el profesionalismo, de a poco va recuperando la felicidad que había perdido. “El básquet ya no me llenaba”, confesó al referirse a su experiencia en la “A”.

FACUNDO MANCUSO
secciondeportes@yahoo.com.ar

Belgrano es de los tres representantes de San Nicolás el que mejor rendimiento viene mostrando en el inicio del Torneo Federal. Si bien sus números marcan que sumó un triunfo frente a Presidente Derqui y sufrió dos derrotas (ambas ajustadas y ante rivales de fuste, como Zárate Basket y Pergamino Basket), el Rojo logró lo que se había propuesto y al menos por ahora viene compitiendo de igual a igual contra todos.
Para que esto pudiera suceder en gran medida uno de los responsables fue Víctor Fernández, su figura y goleador en estos primeros tres compromisos, con promedios de 24.3 puntos, 5 rebotes y 4 asistencias. El que priorizó su bienestar personal por sobre el deporte profesional, un lugar al que solo algunos pocos elegidos pueden acceder. Él estaba allí, dentro de ese selecto grupo, consolidado en el máximo nivel pese a sus jóvenes 21 años. Y tenía asegurada buena parte de su carrera deportiva, luego de haber sido revelación de la Liga Nacional 2018/19 con Quilmes de Mar del Plata.
Sin embargo, algunas experiencias negativas en los últimos dos campeonatos con La Unión de Formosa, sumadas a algunos problemas físicos y situaciones familiares, lo llevaron a replantearse si verdaderamente ser basquetbolista de elite era lo que quería. Largas noches de reflexión junto a su almohada lo llevaron a la conclusión de que una mejor vida lo podía estar esperando. Fue entonces que paró la pelota, se sacó la ropa, dejó las zapatillas a un costado y regresó a su San Nicolás natal para replantearse nuevos pasos. Se anotó para estudiar arquitectura en Rosario. Sin dejar de lado su amor por el básquet. Y tras haber recibido la invitación de Belgrano para jugar el Federal aceptó acompañar al club de sus amores en su regreso a la tercera división, la misma que apenas 5 años atrás lo había visto debutar.
“Belgrano siempre fue mi lugar, mi casa, en donde siempre me refugie, en donde tengo mis amigos y mucha gente que conozco. El club me recibió con las puertas abiertas y puso todo a mi disposición como para que yo pueda jugar, entrenar y estudiar, todo al mismo tiempo”, contó Víctor en una entrevista que le concedió al programa La Deportiva de Radio U, mientras aguarda por iniciar sus clases en la universidad.  Al respecto, contó: “El 5 de abril arranco, pero la primera parte va a ser virtual, por lo que no voy a tener muchos problemas de viajar”. “Mi idea hoy en día es más abocarme al estudio, pero uno nunca sabe cómo se pueden dar las cosas”, expresó antes de referirse a las cuestiones que lo llevaron a “bajarse” de la Liga. A propósito de ello, el base confesó: “La verdad es que la estaba pasando muy mal y fue eso lo que me llevó a tomar esta decisión; porque no estaba disfrutando jugar ya. Tengo la posibilidad de elegir, por el apoyo de mi mamá”. “El básquet tiene sus cosas lindas, que es el juego –señaló-, pero no me llenó como pensaba”. “Me volví y de a poco voy recuperando esa pasión, haciendo lo que quería en definitiva que es jugar, aunque de esta forma”. “Puse todo en la balanza para llegar a donde estoy ahora”, remarcó, seguro de que la que tomó fue la decisión más sabia y saludable; sobre todo para su autoestima y para la seguridad de sus seres queridos.
Consultado acerca de lo que fue la última presentación de los belgranenses en el Federal ante el poderoso Pergamino Basket, líder de la División Bonaerense con cuatro victorias en igual cantidad de encuentros jugados, Fernández analizó: “Nos quedó amargura porque estuvimos muy cerca de quedarnos con el triunfo. Estuvimos a la puerta. Pero no todo es negativo, hay cosas para destacar. Fue un partido positivo para nosotros, más allá de que no hayamos ganado”. “Venimos de menor a mayor, algo que esperábamos porque se armó un equipo nuevo”, destacó en cuanto a la producción en este arranque de la temporada de los dirigidos por Ariel Amarillo.
Fernández jugó en tres ediciones del Federal con Belgrano, entre 2015 y 2018. Más allá de conocerlo, sostuvo que en “en la Liga se juega a otro ritmo, muy rápido, a otra velocidad”. “Me había desacostumbrado a este ritmo, pero me voy sintiendo bien, de a poco me voy poniendo en forma después de la operación que tuve y de un par de meses de haber estado parado”. Después de que quedara libre en la cuarta fecha, ahora lo que le espera a Belgrano es el clásico ante Regatas, a jugarse el viernes en el estadio “La Ribera”. Ya ambos equipos se probaron, con un partido preparatorio que se jugó en el “Fortunato Bonelli” y que necesitó de tres suplementarios para conocer a su ganador; que finalmente fue Regatas, que terminó 119-115 arriba. Con tono risueño, Fernández dijo que “estaría bueno que fuese como el del amistoso” este nuevo choque. De todos modos, marcó: “Obvio que sería mejor si ganamos nosotros”.
Por último se refirió a la llegada de Patricio Rodríguez a Regatas. Y en ese sentido valoró que “es lindo que vuelvan jugadores como Pato, que le dan otra categoría, otra jerarquía al torneo”. “Aunque compitamos, la idea es que los equipos de San Nicolás estén lo más arriba posible”, concluyó Víctor, el pibe que parece grande; y que hace jugar y soñar a Belgrano.