UNA VIEJA RENCILLA HABRÍA SIDO EL DETONANTE DEL HOMICIDIO

Como consignó EL NORTE en su edición de ayer, Gustavo Fabián López de 30 años falleció tras haber recibido un impacto de arma de fuego en su cabeza. Según la hipótesis que manejan los investigadores, el presunto asesino un menor que ayer prestó declaración indagatoria, tendría diferencias de vieja data con la víctima.

De la redacción de El Norte
diarioelnorte@diarieolnorte.com.ar

Con la frase “Mira donde te vengo a encontrar” se desató la tragedia en zona sur en una madrugada cargada de violencia y muerte. Como consignó EL NORTE en su edición de ayer, Gustavo Fabián López de 30 años falleció tras haber recibido un impacto de arma de fuego en su cabeza. Por este episodio fue detenido en horas de la noche del domingo un menor de 17 años.
Según la hipótesis que manejan los investigadores el presunto asesino, que ayer prestó declaración indagatoria en la UFI del Menor, tendría diferencias de vieja data con la víctima y ese encuentro a la salida de una fiesta clandestina desarticulada por la policía, fue el detonante para que le quitara la vida sangre fría.

Cronología de los hechos

Por lo que pudo saber nuestro medio todo comenzó en horas de la madrugada del domingo cuando la policía, a raíz de un llamado al 911, intervino en barrio 7 de Septiembre para desmantelar una fiesta clandestina que se estaba llevando a cabo en un viejo galpón, donde antaño funcionaba una fábrica, y que esa noche dio cabida  más de 300 jóvenes los cuales, violando las normas sanitarias vigentes contra el Covid estaban participando de una celebración con música y alcohol. La llegada masiva de patrulleros al lugar produjo una autentica desbandada de gente en todas direcciones que huían de la presencia de los efectivos policiales. De hecho se produjeron algunos altercados con los agentes de la ley quienes debieron proceder a la aprehensión de algunos jóvenes que se oponían al accionar policial.
Fue en medio de toda esa confusión que Gustavo López se iba caminando con su novia y a la poca distancia, tuvo el encuentro frente a frente con tres muchachos, uno de ellos supuestamente el menor que hoy esta aprehendido quien, según lo manifestado por la pareja de la víctima le habría dicho a López “Mira donde te vengo a encontrar”. En ese momento el agresor sacó un arma y a quemarropa le disparó a la cabeza a López quién cayó desplomado, pero aún con vida.
Según lo manifestado por testigos la joven a gritos pedía ayuda mientras los agresores huyeron.
Rápidamente una ambulancia del SAME se hizo presente en el lugar y trasladó a la víctima al hospital donde a pesar del desesperado esfuerzo de los profesionales de la salud, López perdió la vida.
La pareja del fallecido reconoció al agresor y se lo manifestó a los investigadores, que rápidamente recabaron información para dar con el paradero del sospechoso. Fue en horas de la tarde que finalmente, y tras un allanamiento de urgencia concretaron la detención del acusado, un menor de 17 años.
Tanto López como el detenido, poseen antecedentes penales por Infracción a la Ley 23.737, Robos y Robos Calificados
Una fiesta clandestina, una noche confusa y una vez más una muerte absurda que sacude a la juventud nicoleña. Antecedentes penales, alcohol y mala vida que siguen haciendo mella en la sociedad.