ULISES ORTEGOZA: “TRABAJÉ DESDE EL PRIMER DÍA PARA ESTO”

El ex delantero de Argentino Oeste y General Rojo se ganó la titularidad en Los Andes de Lomas de Zamora y es uno de los principales goleadores de la B Metropolitana, que ya disputó cinco fechas. “Hace unos años no tenía pensado llegar al profesionalismo, pero ahora que tengo la oportunidad trato de aprovechar todo lo que pueda”, contó el joven nicoleño.

EZEQUIEL GUISONE
secciondeportes@yahoo.com.ar

Deslumbraba con sus gambetas y su potencia ofensiva en aquel Argentino Oeste que volvía a hacerse protagonista del fútbol local allá por el 2017. Tuvo un paso fugaz por General Rojo para afrontar parte de un regional, pero no tuvo tiempo de afianzarse porque le surgió la posibilidad de salir de la ciudad y probar suerte en el ámbito metropolitano. Se probó, quedó y la empezó a pelear desde abajo en Los Andes. No era un buen momento para el “Milrayitas” de Lomas de Zamora, que se encontraba peleando por la permanencia en la B Nacional y finalmente terminó descendiendo en marzo de 2019. “Es un club grande, que estuvo en Primera y que siempre la gente que lo rodea te hace sentir esa presión de que tenés que subir”, contó Ulises Ortegoza en La Deportiva, que se emite por Radio U 89.9). Pasaron dos años de aquel momento, y hoy el CALA está disfrutando de un buen arranque en la B Metropolitana, invicto en el torneo con dos triunfos y dos empates, con el nicoleño como protagonista. Ortegoza es titular en el equipo que dirige Sebastián Salomón; el fin de semana metió el segundo gol en el 2-0 de Los Andes en Zárate ante Defensores Unidos (que venía como puntero), por la quinta fecha, y ya había convertido otro en la tercera en el 2-0 sobre Colegiales. 

“Cuando vine acá me probé de mediapunta, con un centrodelantero de referencia adelante, tratando de ‘agarrar’ lo que dejaba el nueve y también tirado un poco como enganche. Los técnicos que me tocaron veían la intensidad que ponía en la marca, entonces me tiraron un poquito para atrás. Ahora estamos jugando 4-3-3 y me ponen de volante interno, ayudando en defensa y soltándome en ataque; me siento muy cómodo, tenemos mucho la pelota en el medio y ‘calladito’ llego también al área” tiró el nicoleño entre risas. “Llegar a este nivel me cambió el ciento por ciento el tema de los perfiles, la agresividad, los tiempos, cosas conceptuales que no las tenía muy aceitadas en mi juego… aprendí mucho y estoy aprendiendo más sobre la posición, sobre todo a jugar rápido porque en esta categoría se pega un poco, se juega muy friccionado”, agregó.

Con respecto a sus primeros meses en el club de Lomas, Ulises contó que “Obvio que cuando no jugás te frustra; yo sentía que me iba bien, pero como había otros jugadores de renombre te sacaban. Nunca bajé los brazos, trabajé desde el primer día que estoy, no tenía pensado llegar al profesionalismo ni nada de esto unos años antes, y ahora que tengo la oportunidad trato de aprovecharla al máximo”.

El equipo es dirigido por Sebastián Salomón, quien fuera jugador integrante del plantel que ascendió a Primera en el 2000, y por eso tiene una “banca” especial por parte de los hinchas. “La gente lo quiere al DT, pero viste como es el fútbol…”, tiró el nicoleño y soltó una sonrisa. “Por suerte tuvimos un buen comienzo y esperemos seguir así” agregó.

El plantel sufrió dos veces contagios masivos de covid desde que inició la pretemporada, sin embargo, Ulises lo pudo “esquivar”. “Por suerte pude zafar de esos brotes que tuvimos, me aislé dos veces por contacto estrecho con algunos compañeros pero no tuve. Ahora nos avisaron que volvemos a fase 1, que no nos podemos cambiar ni duchar en el vestuario y esas cosas”, señaló el futbolista, que vive en Lomas con su señora y su pequeña beba de seis meses.

Destacarse en un club de primer nivel en la B Metropolitana puede proyectarlo más allá y él lo sabe, sin embargo, el volante de 23 años expresó: “Ahora lo que quiero es tener regularidad; el técnico que vino me está dando confianza, creo que si sigo así voy a tener continuidad a lo largo del torneo, y jugando así uno siempre aspira a un poquito más, a ver si podemos salir a una categoría mayor o al exterior. Esa sería la idea, pero para que se abran las puertas primero hay que seguir haciendo las cosas bien acá en el club”.