Personal policial quedó de guardia en la casa de Luis Pérez en carácter preventivo.

Pasadas las 2 hs. de la madrugada de este martes, integrantes del Cuerpo de Infantería intervino dando respuesta una orden judicial para dispersar a las personas que se encontraban protestando frente al Sindicato de la Carne de Pérez Millán. La manifestación había comenzado pasado el mediodía del lunes cuando un importante grupo de empleados de la empresa ArreBeff, sus familiares y vecinos comunes, llegaron al lugar donde se encontraba el Secretario General, Luis Pérez para pedir su renuncia.
Pasaron las horas, los manifestantes no habrían acatado la orden de la justicia para que dejen retirarse del lugar a los integrantes de la comisión directiva que estaban en el interior del Sindicato -esa fue la información oficial recogida por EL NORTE en el lugar y dentro de un gran hermetismo-, y la Fiscalía actuante libró la orden de desalojar el frente del edficio. Ahí se comenzaron a vivir situaciones violentas con disparos de postas de goma de los efectivos policiales y la respuesta de los manifestantes con piedras, que dejó a civiles y policías con escoriaciones leves.
Con posterioridad una parte del grupo se trasladó hasta la casa del nombrado Pérez, donde produjeron importantes destrozos y nuevamente fue necesaria la intervención policial para frenar la barbarie.
Al mediodía de hoy parecía que se había recobrado la calma en esa localidad, pero nadie se anima a vaticinar el futuro de la escalada de violencia que se produjo en las últimas horas.