El nuevo digesto municipal llegaría este año al Concejo


La creación de un digesto municipal que actualice el cuerpo normativo que rige desde 1854 está próximo a concluir. Incluso, el tema podría llegar al recinto del Honorable Concejo Deliberante para ser tratado y -eventualmente- aprobado por los concejales antes de que concluya el presente año legislativo.

La ardua tarea se puso en marcha en 2013 con la recopilación, clasificación y digitalización de unas 10.000 ordenanzas sancionadas a la fecha, muchas de las cuales han quedado desactualizadas y -otras- obsoletas. Se estima que el cuerpo final reunirá a unas 2.000 ordenanzas.

El minucioso trabajo fue realizado conjuntamente por el Consejo Asesor Jurídico, y jóvenes que se encuentran realizando pasantías en el Palacio Municipal. Durante una primera etapa, además de la digitalización de los textos se generó un software de búsqueda que permite encontrar una normativa a partir del número de ordenanza. La búsqueda también se puede realizar por tema, por año o bien a través de palabras clave.

La segunda parte del trabajo contempló la depuración, es decir, la eliminación de aquellas normas que han quedado obsoletas. Por ejemplo, hay ordenanzas que prohíben el paso de carretas por determinadas calles.

“Muchas ordenanzas que regulan cuestiones referidas al tránsito concluyen diciendo ´derógase toda ordenanza que se oponga a la presente´. Eso implicó buscar todas aquellas ordenanzas que se contrapongan a esta última. Eso es parte del trabajo arduo de la depuración”, explicó el Secretario municipal de Gobierno, Ignacio Mateucci.


Los beneficios

En el Departamento Ejecutivo entienden que la creación de un Digesto Municipal agilizará todo tipo de trámites, sorteando definitivamente aquellas barreras que representan algunas normas obsoletas.

“El digesto es una herramienta fundamental, un anhelo de muchos durante largos años. Hoy estamos a poco tiempo de que aquel objetivo sea una realidad que va a ordenar con reglas claras la vida de nuestra comunidad”, apuntó Mateucci.

“El trabajo no sólo supone un filtro cuantitativo sino también un arduo trabajo cualitativo para analizar cada una de las ordenanzas. Esta es una tarea que muchos municipios quieren hacer, y que en San Nicolás está próximo a entrar en vigencia”, comentó el funcionario.

Apenas esté concluido el digesto, el Departamento Ejecutivo enviará el expediente al Concejo Deliberante para que sea analizado y tratado por los concejales. “Entendemos que debe tratarse y aprobarse lo antes posible, de lo contrario quedará desactualizado por cada nueva ordenanza que se vaya aprobando”, completó Mateucci.