El asesino disparó mientras la policía calmaba la situación


Como consignó EL NORTE en su edición de ayer, Francis López fue asesinado de un disparo en el pecho mientras que otros dos jóvenes resultaron heridos en medio de una balacera en barrio California. La policía detuvo inmediatamente al agresor, el cual efectuó los disparos mientras los efectivos intentaban calmar la situación.

Como consignó en su edición de ayer EL NORTE, fue cerca de las 16:00 horas cuando en barrio California luego de un conflicto en el que hubo disparos de armas de fuego y que involucró a varias personas, fue ultimado a balazos Francis López, resultando heridos Lucas Ojeda y Brian Valles. En un primer momento costaba dilucidar lo sucedido y en qué circunstancias se produjeron los disparos que terminaron con la vida de la victima ya que aparentemente la policía estaba en el lugar en ese preciso momento. Con el transcurso de las horas y la toma de las primeras declaraciones se pudo dar forma a este lamentable hecho de sangre que conmocionó una vez más a la ciudad.

 

Reconstrucción de los hechos

Ese día, a la hora mencionada, los efectivos policiales se hicieron presentes en calle Magallanes y Del Pozo ya que se estarían produciendo disturbios en la vía pública incluyendo disparos de arma de fuego. Constituido el móvil del Comando de Patrulla observó un grupo de decenas de personas que intentaban a agredir a otras en el frente de una vivienda. Se produjo la intervención policial a fines de cesar con la actitud hostil y establecer el origen de la misma interponiéndose entre ambas partes. Ante la presencia de los efectivos la parte más numerosa continuó la agresión contra los otros y el personal policial. Fue en ese momento confuso en que la policía estaba intentando apaciguar las aguas que Sergio Moreira, de 55 años, extrajo un arma de fuego tipo revolver de marca Rubiestra calibre 38 y efectuó disparos hacia el grupo atacante. Esta acción sorprendió a los agentes que buscaron reducirlo ingresándolo al vehículo VW Gol de su propiedad.

En el interior del auto Moreira siguió recibiendo agresiones de todo tipo. A su vez un agente, en medio de la lluvia de piedras, intentaba despojarlo del arma que portaba, no lográndolo en un primer momento donde este realizó un nuevo disparo y entonces sí logró quitarle el arma. Tanto el policía como el detenido debieron salir del vehículo que estaba siendo intensamente atacado e ingresar al domicilio de Magallanes al 1300, lugar en el cual mantuvieron al aprehendido a resguardo hasta la llegada de apoyo con cuya colaboración lograron retirarlo en medio de agresiones físicas del otro grupo.

 

El fallecimiento

Posteriormente se constató en calle Magallanes casi esquina Sáenz, a unos veinte metros donde se desató la reyerta, el cuerpo sin vida de Francis López, quien presentaba un disparo de arma de fuego en la zona torácica, al tiempo que fueron trasladados al hospital local dos personas con heridas de arma de fuego siendo Lucas Ojeda de 22 años con un disparo en la zona abdominal y Brian Valles de 20 años con una lesión del mismo tipo en la pierna derecha, siendo el primero ingresado al quirófano y el segundo dado de alta.

La investigación pudo establecer que los hechos tuvieron origen entre el occiso y Sergio de 28 años  a raíz de la presunta sustracción de un teléfono celular del primero hacia el segundo y un posterior reclamo de ello en incidentes sucesivos. El aprehendido por el homicidio resulta ser suegro de Sergio, en tanto que las dos personas heridas son del entorno del fallecido.

El único aprehendido hasta el momento es Moreira.  Se presentaron en el lugar del hecho el agente fiscal en turno, como así también el Jefe Departamental, Jefe Distrital y Jefe DDI a los fines de realizar la investigación conjunta.

 Anoche a ultima hora vecinos de barrio California intentaron prender fuego la casa del yerno de Moreira, quien habria sido con el que se había iniciado el conflicto.