Una batalla y la calle De la Nación


Después de la Batalla de Pavón, Mitre cruzó el Arroyo del Medio y emprendió el camino hacia el centro de San Nicolás de los Arroyos, ingresando por la calle que desde 1854 se denominaba “de la Paz”. En esos momentos, frente al pueblo, como gobernador, Mitre decidió –y así fue– que esa calle se denominara “Calle de la Nación”, considerando que el resultado positivo de la batalla librada contribuiría a unificar el país.


Después del singular triunfo obtenido en la Batalla de Pavón, Mitre retornó a la Provincia de Buenos Aires, cruzó el Arroyo del Medio y emprendió el camino hacia el centro de la Ciudad de San Nicolás de los Arroyos, ingresando por la calle que desde 1854 se denominaba “de la Paz”, para llegar al puerto y embarcar sus tropas rumbo a la ciudad de Buenos Aires.En esos momentos, frente al pueblo, como gobernador, Mitre decidió –y así fue– que esa calle se denominara “Calle de la Nación”, considerando que el resultado positivo de la batalla librada contribuiría a unificar el país. La batallaEl 17 de septiembre de 1861, se libró la Batalla de Pavón entre las fuerzas de Buenos Aires, al mando del Gral. Bartolomé Mitre, y de la Confederación Argentina, bajo las órdenes del General Justo José de Urquiza. Graves sucesos producidos entre San Juan y San Luis, en enero de 1861, que terminaron con el asesinato del gobernador Antonio Aberastain en la Rinconada de Pocitos, y una masacre generada por las fuerzas de San Luis, vencedoras en esa oportunidad, influyeron en contra de la ansiada unión nacional, a lo que se sumó el hecho de la no aprobación de los diplomas de los diputados nacionales nombrados por Buenos Aires, por parte del Congreso Nacional, porque no habían sido elegidos de acuerdo con la Ley nacional electoral, generando una nueva ruptura entre la Confederación y Buenos Aires, que, como siempre, pretendía ventajas enviando, al seno de la Convención Constituyente, un número mayor de diputados que el estipulado por la Constitución sancionada en 1860. Estos incidentes turbaron la paz que parecía asegurada.
Desde ese momento quedaron rotas de nuevo las relaciones entre Buenos Aires y la Confederación y volvieron a aparecer las armas. Una nueva batalla entre hermanos se iba a realizar.

Pavón
El ejército de Buenos Aires, formado por 15.500 hombres, en septiembre de 1861, llegó hasta el Arroyo del Medio, lo cruzó en la Posta de Vergara, y avanzó hasta el lugar donde en la actualidad se encuentra la localidad de Rueda (Departamento Constitución, Prov. de Santa Fe), campo de la Estancia de Domingo Palacios, que actualmente ocupa la Estancia Los Naranjos. En el portal de ingreso a esa estancia hoy se exhibe la placa conmemorativa que señala el lugar histórico de la Batalla de Pavón, y en su interior conserva reliquias del hecho.Urquiza contaba con un ejército de 17.000 hombres entre los que se destacaba la caballería, que junto con la artillería federal produjo, apenas iniciadas las acciones, una desbandada del ejército de Buenos Aires. La batalla parecía definida; la rendición del ejército de Mitre, inminente, cuando, con gran sorpresa de ambos bandos, Urquiza se retiró del campo de batalla dejando en él a Mitre, como un vencedor que no había vencido.

Análisis
Los entretelones de esta batalla han sido objeto de análisis y discusión entre historiadores. Para Julio Victorica, “Pavón fue una batalla enmarcada en un contexto de comunicaciones previas entre dos generales que deseaban negociar: Urquiza y Mitre. El primero no estaba motivado para presentar batalla, y al parecer Mitre garantizó al entrerriano que sus propósitos eran respetar la Constitución Nacional y no hostilizar a la provincia de Entre Ríos. Con esas garantías, Urquiza decidió retirarse de la batalla”.Tulio Halperín Donghi sostiene la idea de que “Pavón representó un acuerdo implícito entre Mitre y Urquiza, planteándolo en los siguientes términos: vencedora (Buenos Aires) en 1861, (...) su victoria provoca el derrumbe del gobierno de la Confederación, presidido por Derqui y solo tibiamente sostenido por Urquiza, que ha desarrollado una viva desconfianza hacia su sucesor en la presidencia. Mitre, gobernador de Buenos Aires, advierte muy bien los límites de su victoria, que pone a su cargo la reconstitución del Estado federal, pero no lo exime de reconocer a Urquiza un lugar en la constelación política que surge”.
La Batalla de Pavón señaló el camino hacia la organización nacional, pero uno y otro pagaron los costos del acuerdo que habían celebrado. Mitre, luego del desgaste del gobierno, acentuado por la guerra del Paraguay, debió renunciar a tener posibilidades protagónicas en la vida política argentina. El destino de Urquiza fue más trágico: sería asesinado por el caudillo entrerriano López Jordán en 1874.

Fuente: Historia de San Nicolás de los Arroyos y su Pago.
Autores: Santiago Chervo (h) - Miguel Ángel Migliarini
Foto: San Nicolás Antiguo.