Un progreso que debemos cuidar entre todos los ciudadanos nicoleños


San Nicolás está en Fase 5 de la Cuarentena, y ésto ha permitido recuperar la “nueva normalidad” en muchas actividades. Debemos cuidar entre todos este avance, para evitar que tengamos que dar un paso atrás.Hace poco más de tres meses, comenzaba en la Argentina una estricta cuarentena que reducía casi al mínimo las distintas actividades.


Las calles quedaron vacías, los negocios cerrados, el transporte público paralizado, y todos tuvimos que guardarnos en casa, a la espera de que el Covid-19 no nos afecte. Sólo siguieron trabajando aquellos rubros considerados como esenciales.Por aquellos días el mundo se paralizaba, y el temor al contagio también nos agobiaba, a pesar de que en nuestro país apenas teníamos un puñado de casos, y el Coronavirus ni siquiera había dicho presente en San Nicolás.Con el correr de las semanas los casos comenzaron a incrementarse, aunque siempre en una curva bastante aplanada. También a nivel local tuvimos algunos enfermos, incluyendo uno que lamentablemente desembocó en la primera y única víctima fatal.Así, llegamos al momento actual en la que enfrentamos una dicotomía. Por un lado, los casos que crecen exponencialmente en CABA y Gran Buenos Aires. Por el otro, el 80% del país que tiene la situación medianamente controlada, con focos que cada tanto aparecen pero que logran controlarse en un plazo razonable.

Hacia adelante
San Nicolás está entre los distritos que han podido ingresar en Fase 5 de la Cuarentena. Ha sido un largo camino, en el que sucesivamente se fueron abriendo por etapas las distintas actividades. Primero las esenciales y el rubro alimentos. Se llegó más adelante al comercio en general, con sucesivas extensiones de horarios. Las salidas recreativas también tuvieron una apertura paulatina, y siempre en la misma dirección.Ahora, en esta nueva etapa se dio luz verde para los deportes individuales, bares y restaurantes. Siempre con estrictos protocolos sanitarios que deben observarse tanto por parte de los propietarios de dichos lugares, como de quienes concurran a los mismos.A algunos esta flexibilización les parece poco, y exigen una vuelta más rápida a la normalidad. Para otros, en cambio, se está corriendo un riesgo innecesario y no deberíamos abrir tanto. Es difícil saber cuál es exactamente el punto justo, de equilibrio, para devolver parte de esa normalidad a la ciudadanía sin afectar la situación sanitaria.A nuestro entender se está actuando de manera correcta. Podemos tener algunas diferencias, pero en temas que son absolutamente opinables. Sin embargo, justo es decir que en todo momento la situación sanitaria ha estado bajo control en San Nicolás, y ahora se ha logrado una flexibilización que es de las más importantes en todo el territorio bonaerense.

“Cierre de fronteras”
Como lo han dicho nuestras autoridades, el virus no está circulando en nuestra ciudad. Pero ésto no quiere decir que no exista. No hay circulación comunitaria, pero existe la posibilidad concreta de que aparezcan casos. De allí que al mismo tiempo que se flexibilizan las actividades internas, se refuerzan los controles externos.La idea es evitar que los nicoleños viajen a otras ciudades y luego regresen con el virus. Es por eso que se han prohibido las salidas e ingresos a la ciudad por motivos recreativos y de esparcimiento. Solo se puede entrar o salir por motivos laborales.¿Es ésto 100% seguro? No. Existe la posiblidad de que en uno de esos viajes laborales el virus ingerse a la ciudad. Pero lo que se busca es reducer al máximo posible ese riesgo.Finalmente, a lo que debemos apelar es a la conciencia y el sentido común de todos los nicoleños. Hasta ahora nos hemos comportado –en líneas generales- con mucha madurez. No se vieron escenas absurdas ni cuando se permitieron las salidas recreativas, ni cuando abrieron los comercios. Y así debe seguir siendo.Hemos logrado, poco a poco, volver a una “normalidad” bastante más parecida a la que teníamos antes de la pandemia. Comparados con otras ciudades del país, estamos varios pasos adelante. Cuidemos entre todos este progreso. Respetando las disposiciones que se establecen, y tomando todas las medidas sanitarias para evitar los contagios. Porque si no lo hacemos, lamentablemente corremos el riesgo de que reaparezcan los casos de Covid-19, lo que representaría un retroceso de la actual Fase 5 que transitamos en la Cuarentena.