De aquel tiempo en que el Ejército construía puentes 


En 1930 el ejército Argentino cometió el primer gran error de su historia, derrocando a Hipólito Yirigoyen. Durante la década anterior, los batallones Primero y Segundo de Zapadores y Pontoneros con asiento en nuestra ciudad mostraron una función muy diferente: construyeron puentes en aquellos lugares que se requerían para unir pueblos y personas.


Daniel M. Gatti
dgatti@diarioelnorte.com.ar

Hubo un tiempo en que el Ejército gozó de enorme prestigio entre la ciudadanía, que lo valoraba como una de las grandes instituciones de la Nación. Después comenzaron los errores, una suma de ellos, cuando alternó la función para la que había sido creado con el ejercicio de facto del Poder Ejecutivo y culminó con la tremenda dictadura que ejerció el terrorismo de Estado entre 1976 y 1983.
Pero ese otro tiempo existió, y comenzó a resquebrajarse con el primer Golpe ocurrido en 1930.Precisamente entre 1930 y 1983 Argentina vivió 6 golpes de Estado (1930, 1943, 1955, 1962, 1966 y 1976). Esos golpes fueron producidos por las Fuerzas Armadas, en muchos casos, con apoyo de civiles. Impusieron gobiernos de facto que interrumpieron la vida constitucional del país, con el objetivo de "poner orden".José Félix Uriburu fue quien encabezó el primer golpe militar de nuestra historia. Derrocó al presidente Hipólito Yrigoyen, gobernó durante dos años dando paso a lo que se denomina la década infame, marcada por la corrupción y el fraude electoral. Agustín P. Justo (1932-1938) por ejemplo firmó el pacto Roca Runciman, con desventajas comerciales para el país.
Estamos promediando este período, es 1935 y a pesar de su primer golpe, el Ejército mantiene una buena cuota de su prestigio por sus méritos anteriores. En San Nicolás encontramos por entonces tres fuerzas militares bien definidas: El Primer y Segundo Batallón de Zapadores y el Distrito Militar.

El primero
El Primer Batallón de Zapadores Pontoneros fue creado por el Presidente Mitre el 1 de junio de 1865 para brindar soluciones a los problemas que surgían en la Guerra del Paraguay, que se desarrollaba en lugares en dónde abundaban los obstáculos fluviales. Su primer jefe fue el Sargento Mayor Alejandro Díaz que en el asalto de Curupaytí murió al frente de sus tropas. En 1907 el presidente Figueroa Alcorta reorganizó el ejército. Desde este año y hasta 1923 el Primer Batallòn de Zapadores tuvo su sede en Campo de Mayo. Fue a partir de ese año que fue trasladado a nuestra ciudad . Desde su traslado a la ciudad y hasta 1935 lo habìan dirigido los coroneles Bossi, Campi, Basílico, Saravia Gallac y Brito Arigós. Ahora veremos porque este ejército, entre otras cosas gozaba de prestigio. Es que junto a las Municipalidades y la Provincia de Buenos Aires habían construido dos puentes permanentes, uno en las cercanías de Arrecifes de 20 metros de longitud sobre el arroyo Cañete y otro sobre el Arroyo del Medio en el camino de J .B. Molina –que alguna vez fue motivo de notas en el suplemento Temas que se editaba en EL NORT- y medía 105 metros de longitud.
Durante la maniobra realizada en 1927 habían construido cinco puentes de regular importancia en la zona de Lavalle (Mendoza) los que en un comienzo fueron utilizado por las tropas y luego quedaron montados para beneficio de los habitantes del sector. “Las tropas constituidas por conscriptos pasaban a la reserva con los conocimientos técnicos del batallón estando en condiciones de responder eficazmente en caso de ser necesario porque eran instruidos durante 10 meses”. Al menos esto se decía por aquel tiempo...
Durante 1935 el primer Batallón estaba a cargo del Teniente Coronel Ramón Brito Arigos. El segundo El segundo Batallón de Zapadores fue creado el 31 de enero de 1907 por decreto del Presidente Alcorta. En prinicpios funcionó en la ciudad de Bahía Blanca.Habìa participado en las maniobras que se llevaron a cabo en Tandil entre el 10 y 11 de octubre de 1909. En 1910 lo encontramos instalado en Azul dónde permaneció hasta 1923 fecha en la que se instala en la Guarnición de San Nicolàs. Aquí estuvo hasta 1929 para trasladarse a Comodoro Rivadavia en dónde estuvo un año retornando a nuestra ciudad el 24 de diciembre de 1930. Hasta 1935 este segundo Batallón había construido puentes de utilización permanente sobre el Arroyo Manantiales cerca de la Localidad de Conesa en 1924 (seguramente estamos hablando del puente de Pujol que hoy está a punto de derrumbarse, mas de 80 años después y habiendo recibido un mantenimiento mínimo) y sobre el Arroyo Ramallo en inmediaciones de General Rojo en 1932 (otro puente que se derrumbó hace un tiempo y fue motivo de notas durante años anteriores).
Durante 1935 este Batallón estaba acargo del Teniente Coronel Wenceslao A. Aleu.

El distrito
Finalmente la tercera “fuerza” era el Distrito Militar que estaba a cargo del Teniente Coronel Bartolomé Peri.Dependiente del Ministerio de Guerra sus tareas eran enrolar a los ciudadanos, realizar cambios de domicilio, duplicado de libretas qa través de las diferentes oficinas del Regsitro Civil. Con asiento en nuestra ciudad que por entonces tenía 50.500 habitantes abarcaba también Pergamino con 97.858 habitantes, Arrecifes con 37.79 habitantes, Colón con 19.333 habitantes, Ramallo con 30.152 habitantes y San Pedro con 39.029 habitantes. Si analizamos la población de los partidos que comprendía el distrito militar también podremos sacar una interesante conclusión: Mientras que en 85 años San Nicolás triplicó su población, los demás crecieron apenas unos miles (por ejemplo, Pergamino en la actualidad tiene 110.000 habitantes)

FOTO GENTILEZA SAN NICOLÁS ANTIGUO.