Abrirían una oficina de compra de órganos para poder pagar los impuestos


Como una pelota que se pasan de un lado al otro y donde nadie se quiere hacerse cargo del impuestazo, la gente ya no sabe cómo va hacer para pagar y de hecho están pensando en no hacerlo. El municipio culpa a la provincia del aumento mientras que la nueva gestión culpa al gobierno anterior, a lo que los que pasaron le echan el fardo a los setenta y pico años de peronismo que a su vez le endilga culpa a los salvajes unitarios que por su parte... Bue ya imaginan.


Germán Rodríguez
diarioelnorte@diarioelnorte.com.ar

“Insostenible, inaceptable, inconmensurable, si no fuera porque tengo el hígado derruido de cirrosis, y bueh los años ochenta me mataron, ya tendría que estar vendiendo órganos para pagar el inmobiliario. Este país es único, te cobran un impuesto por ser propietario, no me cago de risa porque también tengo complicado el esófago. Me cobran un disparate la luz, el gas y el alumbrado pero son cosas que veo. Esto no tiene cabeza”, exclamó un vecino indignado, según él de buen pasar económico como gusta decir en sus tertulias. Cuando le señalamos que estaba enganchado de la luz, siendo que vive en un barrio top y mal no le fue con la bicicleta económica, pero si con la metálica porque tiene una buena buzarda, se enojó “no me cambies de tema, no es lo que estoy protestando”.
A algunos más, a otro menos pero el aumento de las tasas municipales hizo desastre y permitió que la oposición, que en este caso sería el Frente de Todos liderado por la candidata Cecilia, pusiera el grito allá alto en el cielo, aunque la gente todavía le reprocha que no la conoce muy bien como para que le ande aprobando todo lo que dice. Vieron cómo son acá de desconfiados. Entonces la oposición, que como ya sabemos en cualquier momento puede volver a ser oficialismo, porque también vieron cómo somos acá, no nos gusta atarnos a una sola postura, reprocha el tremendo aumento que, según lo que contestan del municipio con picardía, sería culpa de la provincia, es decir del propio oficialismo. Obviamente la provincia, según los dichos del flamante gobernador, es tierra arrasada y, o hay que aumentar impuestos, o hundirse como la Atlántida, como gusta decir Aquaman.

Tantas declaraciones
Aun así en medio del caos, la desesperación y el coronavirus, que por estas tierras todavía sigue siendo la fiebre a las cervezas en botellitas y con limón, (hay que ser guapo ahora para ir a un súper chino y no salir corriendo si el dueño está resfriado) la FIFA nombró a nuestro ex presidente el Mauricio, (que hace poco, en lo que el Alberto denominó un grupo de autoayuda, confesó básicamente que se mandaron un cagadón tomando la deuda externa pero que como él veía entusiasmado a su equipo económico y ni hablar a sus amigos empresarios que se la llevaron en camiones containers, no se animó a desilusionarlos) como presidente de la fundación FIFA. Evidentemente Europa premia al estadista que les hizo ganar fortunas y que demostró saber FIFAR el poder adquisitivo. Y si hablamos de nombramientos, ¿se acuerdan de Carignani? si Marcelo, el que fue intendente y no vino nunca más a recibir el cariño de sus conciudadanos. Bueno fue nombrado al frente del Instituto Nacional de Medicamentos. Luego que averigüemos bien de qué se trata veremos si nos indignamos o le mandaremos nuestra felicitación. Aunque siendo que es farmacéutico, la debería tener clara. O no, no sé.
En fin verano largo el de enero que al fin se terminó y las vacaciones bien gracias. Muchos aseguran que se van al Nilo. Nilo puedo pagar ahora, nilo puedo pagar después, y por ende nilo sueño con irme a algún lado. Bueno ya sabemos que en este país hay tres clases sociales, donde la clase obrera no tiene obras, la clase media no tiene medios y la clase alta ya no tiene clase. Muchas reflexiones para estas fechas.