Sorprendentes historias detrás de grandes sociedades entre clubes y automotrices


Hay de todo: el nuevo modelo que le darán a Messi, la conducción fantasma de Cristiano Ronaldo, el Cholo Simeone actor y dirigentes ingleses estafados por un patrocinio chino que nunca existió.

Un Dodge Charger, una Maserati Gran Turismo, una Ferrari Spider… A Lionel Messi lo cautivan los autos desbordantes de caballos de fuerza. Y en su garaje personal tiene, entre otros, estas joyas deportivas. Sin embargo pocas veces se lo ha visto conduciéndolas, porque la vida pública de Leo tiene dos momentos al día en los que se lo verá manejando: cuando llega para entrenarse en el FC Barcelona y cuando deja el predio del club. Y en los últimos años, el crack argentino entró y salió de la Ciudad Deportiva del Barça siempre a bordo de distintos modelos de Audi. ¿Por qué? Porque la marca alemana tenía un convenio de patrocinio con la institución española, a través del cual obligaba a los jugadores a usar un auto de los cuatro anillos.
Eso ya no sucederá más, porque el nuevo auspiciante automotor del club culé es Cupra, marca de la empresa Seat, que declinó de la obligatoriedad de andar a bordo de uno de sus autos. Igual usarán el Cupra Se espera, de todos modos, que tanto Messi como sus compañeros conduzcan sendos Cupra, una marca que devino de un sello de deportividad que Seat les daba los modelos que llevaban dicha denominación. Por el momento tiene un solo auto en su portafolio, el SUV Ateca, un vehículo que también podría ser del gusto de la Pulga, quien por lo numeroso de su familia también se lo ve a bordo de autos de grandes dimensiones, como los Audi Q5 o Q7. Cupra es la última marca en sumarse al mundo del fútbol y las luces que suelen deslumbrar desde la Champions League, la competencia de clubes más importante del mundo.
El acuerdo es por cinco años, hasta 2024, tal la extensión que el Barça venía firmando con Audi. Aunque es española, Seat pertenece al Grupo Volkswagen, con sede en la ciudad alemana de Wolfsburgo y, por lógica, principal patrocinador del club homónimo. Claro que este club tiene una baja prestación europea, y por ello el consorcio automotor deriva en otras marcas el vínculo con instituciones europeas fuera de Alemania. Y es Audi el que lleva la delantera. Los cuatro anillos estuvieron, hasta el primer semestre de 2019, vinculados con Barcelona y Real Madrid, nada menos. Con el Merengue sigue adelante en una sociedad nacida en 2003. La entrega de los autos al plantel y cuerpo técnico es un hito para las marcas. En el ritual celebrado a principios de este año en el predio de Valdebebas, donde se entrena el Real, hubo 11 integrantes del club que eligieron el SUV Q8, entre ellos Karim Benzema, Toni Kroos o el entonces entrenador principal Santiago Solari. Marcelo, el lateral brasileño, optó por un A7 Sportback. Mientras que Gareth Bale fue el único que se inclinó por una alternativa de energía limpia al quedarse con el eléctrico e-Tron Quattro.
Justamente el galés es otra figura requerida por las automotrices. Tanto que en 2016 fue convocado para ser embajador global de Nissan, junto con el argentino Sergio Agüero. El Kun mantuvo la relación con la marca japonesa, porque desde 2014 es también sponsor del Manchester City, en un acuerdo que acaba de ser extendido y que sumó a Pep Guardiola como embajador. Pero del delantero argentino se hablaba y de una excentricidad: al presentar un nuevo modelo de botines, la marca alemana deportiva Puma “tuneó” el Nissan GT-R de Agüero con los mismos colores del calzado. Audi no sólo tiene al Real Madrid, sino que también cuenta en su cartera a otros dos poderosos, como lo son el Bayern Munich y el Tottenham Hotspur. Incluso, la marca alemana organiza todos los años impares la Audi Cup, que se disputa en Munich, durante el verano europeo, desde 2009. En aquella primera edición participó Boca Juniors, el único argentino que fue invitado. La última quedó en manos del Tottenham, otro club que también pertenece al planeta Audi tras firmar por cuatro años en 2018. Audi y el Bayern Audi sigue con el Bayern como el plan B de una estrategia distinta que tenía el club bávaro. La continuidad se dio después de que fracasaran las negociaciones del club con BMW, por un lapso de 10 años y a cambio de 800 millones de euros. Por el convenio, incluso la automotriz iba a ser accionista del Bayern, lo que actualmente sucede con Audi. Pero las tratativas se desplomaron y se inició un litigio legal por el que el club reclama una indemnización de entre 10 y 20 millones de euros. La causa del fracaso del contrato habría sido una exigencia de BMW que los dirigentes del Bayern habrían calificado de "irrealizable". Y parece haber sido nada menos que quién iba a sentarse a negociar con Audi por la ruptura prematura de un vínculo que tiene vigencia hasta 2025. Nadie le quiso poner el cascabel al gato.

Y Audi sigue…
Que Audi siga con el Tottenham es un hito que va en contra de una tendencia tristemente creciente en el Reino Unido. Con el Brexit en ciernes, muchas automotrices globales están en plena retirada de Gran Bretaña. Honda y Ford ya decidieron cerrar plantas, mientras que en análisis de lo mismo estaban el grupo PSA y Nissan. Entonces, toman fuerza las marcas locales.


FOTO: A Sergio Agüero le tunearon el Nissan GT-R con el mismo diseño de sus nuevos botines. INFOBAE