Me “sobra” el chip


De mi consideración:


En estos tiempos de tecnología, los que ya tenemos algunos años nos vemos sorprendidos por los adelantos (y retrocesos) que muestra que la inteligencia humana “está para cosas mayores”
Desde distintos estamentos oficiales y privados nos aconsejan a grandes y chicos usar los adelantos de la ciencia para hacer más “llevadera” nuestra existencia, no importa cuan dificil es “seguir la caravana” de los inteligentes y de quienes saben hacerle frente a los distintos problemas técnicos que a los demás se nos presentan.
Y entonces llegan “las sorpresas”. El banco del que soy cliente me ofreció y acepté una tarjeta de débito. Pensé entonces ¡bueno, mientras tenga plata se me terminaron los problemas! porque no tendré que ir a los cajeros y encontrarme que no tienen dinero o tener que hacer largas filas para retirar.
Y así era. En todas partes me aceptaban el plástico y mi existencia era por demás de tranquila. Hasta que el martes concurrí a la Federación de Comercio e Industria a abonar un servicio municipal y ¡oh sorpresa!, la tarjetita azul no me servió ya que la cajera no la aceptó porque el banco emisor tuvo la muy mala idea de incorporarle un CHIP, similar al que tengo en el documento nacional de identidad. Ahora tengo miedo que si la policia me pide documentos y le muestre el que me expidió el Ministerio del Interior en la época de Randazzo, me “metan adentro” por la presencia del “chip”
¿No era que se debía denunciar al comercio o servicio que no acepte tarjetas de débito o de crédito (¿serán con o sin chip?) ¿No será que esos negocios -porque eso son- no quieren pagar las comisiones que deben abonar por aceptar tarjetas y no cobrar en efectivo?. Porque ya existen comercios cuyos responsables o cajeros a la hora de aceptar tarjetas te dicen “me están arreglando el Posnet” y o tener que dejar la mercadería o buscar el efectivo. Y después se lamentan de las pocas ventas, sin acordarse de los tiempos de las “vacas gordas”.
Me podrán decir: “Existen otros lugares donde te aceptan la tarjeta con chip o sin chip”. Y tienen razón. Pero en esta carta de lectores deseo expresar mi sorpresa e indignación que un lugar como la Federación de Comercio e Industria que tanto solicita el apoyo del nicoleño al comercio local, haya dictado resoluciones que no son compatibles con el respeto que se le debe a cada una de las personas que acceden a su sede y que en algunos días son sometidas a largas esperas para abonar distintos servicios e impuestos -algunos de ellos que se cobran únicamente allí- más allá de los anuncios -con letras pequeñas- que dan a conocer al contribuyente sobre esa muy extraña medida de NO ACEPTAR TARJETAS DE DEBITO CON CHIPS.

Oscar Rubén Tello
DNI 4.685.438