Villa Ramallo celebra hoy su 135º aniversario 


Cada 1° de febrero el paso del tren recuerda un nuevo aniversario de la ciudad de Villa Ramallo. Este 2021 cumple 135 años de historia, en esa comunión de la ciudad con las vías del tren, que le da su identidad a través de los años. Una ciudad siempre pujante, con desafíos y continuo crecimiento.


El día de su aniversario se tomó de aquel 1ro de febrero de 1886, cuando a la estación ferroviaria local, levantada en tierras que pertenecían a Diego de Alvear y a Juan Joyce, arriba el primer tren para dejar inaugurado el servicio ferroviario. Entre los años 1889 y 1890 se instalan un molino harinero, comercios de ramos generales, una casa cerealista y la Escuela N° 6 Gral. Manuel Belgrano.A la conjunción que formaban el servicio ferroviario y la creciente explotación agropecuaria se suma la instalación del Banco de la Nación Argentina, hecho que tuvo lugar el 21 de diciembre de 1909. También en esa misma época se produjo la creación de carpinterías, herrerías, talabarterías, talleres mecánicos y comercios. Además Villa Ramallo instaló una bodega dedicada a la producción de vinos y el único corralón de materiales para la construcción que por entonces hubo en la localidad.
Hacia 1930, Villa Ramallo por su desenvolvimiento económico, cultural y social había alcanzado a ser el centro poblado más importante del partido. El 29 de marzo de 1941 se produjo la fundación de la Cooperativa Agrícola de Ramallo Ltda., entidad que tiene por finalidad guardar los cereales en silos, para que luego estos sean comercializados con otras entidades y transportados por medio de camiones y por medio de barcos que zarpan del Puerto Ramallo.
Villa Ramallo siempre fue identificada con su actividad comercial y nocturna. La ciudad posee dos bancos: el Banco de la Provincia de Buenos Aires, inaugurado en 2006, y el Banco de la Nación Argentina. Cuenta con sus avenidas donde abundan locales de indumentaria, restaurantes, joyerías, perfumerías, relojerías, heladerías y supermercados.Si bien la crisis económica, y la pandemia mediante, golpeo fuerte la actividad, llevando al cierre de varios comercios, hoy intenta levantarse nuevamente con proyectos edilicios, urbanísticos y comerciales, cambiando la cara de la crisis por oportunidad.
En los últimos años la ciudad fue cambiando, creciendo rápidamente, un poco desordenada también, pero donde afloraron nuevos barrios. A lo largo y ancho de la localidad, se extienden nuevos desarrollos urbanísticos y loteos que empiezan a dar forma al circuito urbano.Parte constitutiva de la comunidad son sus instituciones y edificios educativos. Desde el Auditorio Libertador, que supo recuperar su espacio para la cultura local, pasando por el Centro Cultural municipal, que está en vías de recuperación, la biblioteca popular Fortunato Zampa, el Teatro Ramallo, sus centros culturales que esparcen la música y danza por doquier. Sus escuelas primarias y secundarias, que formaron generaciones enteras de ramallenses y que son centro principal de debates e iniciativas.También los clubes, con su vida social y deportiva. Sobre la avenida San Martin, encontramos los más emblemáticos de la ciudad, el Club Independiente, Club Los Andes y Defensores de Belgrano, que en el año 2007 comenzó a participar del conocido torneo argentino B, siendo el único representante del partido en dicho torneo y desde el año 2010 hasta el presente se encuentra jugando el Torneo Federal A.