“La construcción de nuevas viviendas es una política que no vamos a abandonar”


La secretaria de Gobierno municipal, Agustina Gruffat, aseguró que “somos conscientes que el déficit habitacional es una situación que se fue configurando a partir de lo poco se ha hecho en esta materia durante muchos años”. Y valoró la asignación de unidades habitacionales que precederá al sorteo de 66 casas en barrio San Francisco, el martes próximo. “Estamos gestionando la construcción de más viviendas”, aseguró la funcionaria.


El próximo martes a partir de las 19:00 tendrá lugar el sorteo de viviendas construidas en Bº San Francisco, en un acto a celebrarse en el Palacio Municipal. El mismo estará supervisado por la escribana Bárbara Ríos y será transmitido en vivo vía streaming a través del sitio oficial que la Municipalidad de San Nicolás tiene en la red Facebook. No podrá ser presenciado por público en virtud de las restricciones vigentes en cuanto a reunión de personas.
En esta oportunidad se sortearán 66 viviendas, para lo cual hay 13.280 inscriptos. En diálogo con periodistas del programa «Pila y Media» (Radio U) la secretaria de Gobierno, Agustina Gruffat, explicó que “entre los distintos períodos de inscripción que hemos abierto se anotaron alrededor de 19.000 personas. Eso nos permitió tener un acercamiento a la demanda de viviendas existente hoy en la ciudad. A partir de allí se ordenó esa demanda de acuerdo a los distintos programas para los que califica cada vecino de acuerdo a su situación socio económica. Para acceder al sorteo de viviendas sociales que se encuentran en barrio San Francisco se procedió a filtrar a quienes cumplen con los requisitos correspondientes a este programa, que no son otros que los que establece en Registro de la Vivienda de la provincia de Buenos Aires”.
En concreto, entre los requisitos que deben cumplir las familias para acceder al sorteo del martes se encuentran: Tener domicilio en el Partido de San Nicolás; no contar con vivienda propia (ni ser co-propietario o tener crédito hipotecario a su nombre); estar anotados en el Registro de Viviendas Municipal; ser familia constituida con hijo/s (al ser unidades de 2 dormitorios); contar con ingresos familiares inferiores a $40.000 mensuales; y, en los casos de aplicar a las viviendas adaptadas, disponer del Certificado de Discapacidad.
“En función de esos requisitos es que del total de 19.000 inscriptos hay 13.280 personas que califican para participar del sorteo que realizaremos el martes”, contó Gruffat.La cantidad de personas anotadas fue dividida en tres grupos, a saber: Grupo 1: 4427 personas; Grupo 2: 4427 personas; Grupo 3: 4426 personas.

Titular y suplentes
La funcionaria explicó –también- la modalidad que tendrá el sorteo: “Por cada una de las viviendas se sorteará a un titular y dos suplentes, pero es importante aclarar que salir sorteado no implica una adjudicación inmediata de esa vivienda puesto que debemos proceder a una evaluación de cumplimiento de requisitos de quien resultó ganador titular de una vivienda. Es decir, al ganador titular se le solicita que acredite toda la documentación que respalde el cumplimiento de los requisitos y la verificación de la declaración presentada al momento de inscribirse, entre otras cuestiones. Si la persona beneficiada como titular no cumple con esos requisitos entonces se evalúa la misma situación del primer suplente, y si este tampoco acredita cumplimiento se pasa al segundo suplente”. Vale agregar que el municipio publicó en diciembre pasado el padrón de los 19.000 inscriptos al Registro de la Vivienda, y más tarde se actualizó el listado con los 13.280 anotados que califican para este programa en particular. A cada uno de ellos se le asignó un número válido para participar del sorteo que se realizará el martes. Esa publicación está disponible en el sitio web oficial de la Municipalidad de San Nicolás.
“Esto es parte de una política de largo plazo que comenzamos que sostenemos año a año. Siempre estamos en conversaciones con Provincia con el objeto de gestionar la llegada de más viviendas para la ciudad, como también la asignación de nuevos espacios donde emplazarlas. Estas viviendas de barrio San Francisco fueron terminadas con recursos municipales. Mantenemos diálogo para darle continuidad a esta política porque somos conscientes que el déficit habitacional es una situación que se fue configurando a partir de lo poco se ha hecho en esta materia durante muchos años”, aseguró la secretaria de Gobierno municipal.

Familias vulnerables
“Es importante saber que en barrio San Francisco se construyeron 84 viviendas. De ese total se sortean 66 en virtud de que el resto serán habitadas por familias que se encuentran en situación de vulnerabilidad”, apuntó Agustina Gruffat. En efecto, esas unidades tendrán como destinatarias a familias relocalizadas, por ejemplo, de asentamientos como el del Monte de la Estación. “Venimos trabajando con el área de Acción Social en reubicar a las familias que habitan viviendas precarias en lugares que no cuentan con los servicios esenciales. El objetivo es que puedan mejorar su calidad de vida, y es por ello que hemos decidido que un lote de las 84 viviendas construidas en barrio San Francisco sean destinadas a quienes se encuentran en situación extremadamente vulnerable”, aseguró Gruffat.