Fiscal Giagnorio: “El Ministerio sostiene que a Rial y Corbalán les tiraron el patrullero encima”


En dialogo con EL NORTE, el fiscal Dr. Darío Giagnorio explicó que la caratula que investiga la muertes de Rial y Corbalán ocurridas el 1 de Junio durante una persecución policial, se transformó en homicidio por dolo eventual y que el Ministerio tiene probado que a los jóvenes les cruzaron peligrosamente el patrullero, el cual no estaba en condiciones de circular, provocando el deceso de los mismos.


El primero de junio del año pasado, en una madrugada teñida por la desgracia, Ulises Nicolás Rial de 25 años y Ezequiel Corbalán de 30 años perdieron la vida tras colisionar contra un patrullero. El episodio tuvo lugar cerca de las 4.30, cuando en momentos en que un móvil de la policía local se encontraba patrullando por barrio San Martin, los efectivos se percataron de dos jóvenes a bordo de una motocicleta Corven 150 c/c circulando por la zona. Los agentes rápidamente intentaron identificarlos puesto que además de manejarse en forma sospechosa estarían violando la cuarentena, pero estos al verse descubiertos emprendieron la huida a toda velocidad. Los policías ante esta actitud solicitaron refuerzos y se montó un operativo cerrojo en aras de detenerlos. Lamentablemente y por circunstancias que son de investigación, la motocicleta con ambos ocupantes colisionó contra el lateral frontal izquierdo del patrullero por lo que los dos fugitivos volaron del rodado y cayeron contra el asfalto.
A raíz de este terrible golpe, Ulises Nicolás Rial, vecino de barrio Parque Norte perdió la vida al instante mientras que su compañero Ezequiel Corbalán, oriundo de Villa Constitución y propietario del rodado, resultó con lesiones graves siendo internado en la Unidad de terapia intensiva del Hospital San Felipe en estado de coma, falleciendo días después.
Ninguno de los dos jóvenes poseía antecedentes penales. Aparentemente Corbalán lo habría pasado a buscar en moto a Rial por su vivienda a las 3.00 de la mañana desconociendo la familia cual era el motivo.
Tras lo ocurrido, familiares de los jóvenes realizaron marchas para pedir Justicia y denunciaron violencia institucional.

Responsabilidades
“La causa se inició el primero de junio del 2020 cuando ocurrió el hecho. Pudimos determinar que la motocicleta circulaba por calle Illia en dirección a Villa Constitución y se encuentra con un móvil alrededor de las 3 de la mañana, en horas de la madrugada cuando aún estaba vigente el aislamiento obligatorio”, explicó a nuestro medio el Dr. Darío Giagnorio, quién está al frente de la investigación. “Un móvil policial los intercepta ordenándoles que se detengan, no lo hacen y esquivan el patrullero siguiendo en dirección norte, por lo que comienza una persecución y se cursa por radio una llamada avisando que estaban persiguiendo a una motocicleta. Otro móvil policial viene de frente desde el Automóvil club, por lo que los chicos giran, todo esto tomado por las cámaras de seguridad locales, por calle Carbajo y un patrullero que viene por la misma arteria les intercepta el paso tirándoles el móvil encima de la motocicleta, produciéndose el choque y la muerte de Rial y Corbalán. Se hicieron las pericias del caso y se pudo determinar que el patrullero que intercepta a la motocicleta, primero no tenía las condiciones mínimas de autorización de circulación legal para funcionar, ni las balizas que debe tener un móvil en funcionamiento. El lugar donde ocurrió el hecho estaba absolutamente oscuro y el patrullero invade el carril donde circulaba la moto, interponiéndose en su paso por lo que se produce el evento. El ministerio público considera que la acción del conductor del patrullero es con dolo eventual” agregó.

Dolo eventual
La causa se convirtió en homicidio con dolo eventual, y según lo que sostiene el fiscal la investigación está casi terminada, faltando revisar algunas medidas finales de trabajo y esperar el resultado del juicio oral. “Se está investigando quien autorizo la circulación de ese vehículo que no se encontraba en condiciones. La responsabilidad del conductor es que le tiró el auto encima, pero más allá de eso hay responsabilidad de la policía porque ese vehículo en las condiciones adecuadas y las luces encendidas, el evento hubiera ocurrido de otra manera. Los que vienen en la motocicleta en ningún momento pueden determinar que eso es un móvil policial, porque los conductores de los otros patrulleros tampoco saben que eso es un móvil hasta que llegan ahí, ya que no se veía nada de nada en ese lugar”, expresó Giagnorio.
“Los jóvenes no venían de cometer un delito, era una infracción solamente. La evaluación que siempre se debe hacer es que la policía tiene la obligación de aprehender, pero también de primar el valor vida ante todo, no puede terminar en muerte una persecución”, dijo sobre esta desgracia de la que los familiares de la victimas esperan que se haga justicia.