Kicillof celebró el descenso de los casos de coronavirus 


El gobernador Axel Kicillof encabezó la conferencia de prensa de la situación epidemiológica en la provincia junto a su gabinete, confirmó un leve descenso en los casos de coronavirus respecto a la semana pasada y pidió que se mantengan las reservas durante la temporada de verano.

"Los invito a todos y a todas, no solo a los y las bonaerenses, de que sigan disfrutando de la provincia de Buenos Aires, que fue el destino turístico más elegido de la Argentina. Siempre respetando los protocolos, las indicaciones y los cuidados", solicitó Kicillof luego de que el ministro Daniel Gollán presente las novedades positivas respecto a la pandemia.
El Gobernador ponderó las medidas aplicadas para frenar el aumento de los casos de coronavirus en la provincia, que pasaron de 1.300 por día a principios de diciembre, a ser 4.500 un mes más tarde. "Estábamos ante un crecimiento explosivo. Ahí fue que de nuevo decidimos apostar a la ciencia, nuestros expertos y el trabajo en conjunto para tomar decisiones perfectamente calibradas para combatir ese brote", indicó."Hacía falta volver a tensar aquello que se había relajado, que eran los protocolos. Se habían relajado muchísimo estos cuidados. Decidimos hacer un llamado a la atención y a la solidaridad. Es la única forma de que los casos no aumenten. Por eso decidimos reducir algunas actividades", añadió Kicillof.
Luego apuntó contra las especulaciones respecto al toque de queda y las nuevas restricciones, que fueron sugeridas por el Gobierno Nacional, muy cuestionadas por la oposición y, finalmente, descartadas en la provincia. "Se hablaba de cerrar la temporada, impedir la circulación. Hicimos algo mucho menor, pero que fue efectivo. Estamos ante un éxito de esa medida. Veníamos con una duplicación cada 15 días, si seguíamos con ese ritmo íbamos a pasar a 9.000 casos promedio en la provincia", aseguró el Gobernador.Otro de los datos que remarcó Kicillof fue el de la ocupación turística en la provincia que, según el mandatario, ronda el 60% en comparación a años anteriores. Un número lejano a la temporada de verano habitual, pero nada despreciable en contexto de pandemia. "En Europa la caída en la afluencia de turistas fue del 75%, o sea que fue una temporada de 25% de capacidad. Acá duplica lo que se logró en otros lugares", apuntó.
Respecto a la continuidad de las restricciones impuestas, Kicillof confirmó que por el momento se mantendrán. "Si la baja se acentúa vamos a poder flexibilizar de nuevo, terminar con las restricciones. Esto no es un capricho, ni va a ser resultado de la presión de nadie. Si siguen los contagios, siguen los enfermos y siguen los muertos. Eso no lo vamos a permitir presione quien presione", aseguró.Luego, el Gobernador se refirió a la campaña de vacunación que se despliega en 169 centros de vacunación de la provincia, y en esta primer etapa ya alcanzó a casi 90.000 médicos, médicas y personal de salud, además de algunos funcionarios. En ese sentido, Kicillof cargó contra los antivacunas. "Esta semana vamos a alcanzar un millón de preinscriptos para la vacunación, así que les pido ya por un tema de dignidad y verguenza cortenla con la campaña antivacunación".Además, confirmó que a partir de febrero se ampliarán de 169 a 350 los centros de vacunación con la inclusión de las escuelas, para poder comenzar con la segunda etapa apenas lleguen las nuevas dosis de la vacuna Sputnik V. En la misma, abarcará a los mayores de 60 años y las personas de riesgo, además del personal esencial.Por último, Kicillof repitió dos anuncios con las medidas que la Provincia lanzó en las últimas horas: el reparto de $500 millones a los prestadores turísticos y culturales a través de la segunda edición del Fondo Especial, y la exención de ARBA de hasta 50% en el impuesto de Ingresos Brutos para empresas de 206 rubros diferentes, golpeados por la pandemia. "Un Estado presente y un pueblo solidario son las recetas que tenemos para enfrentar la peor pandemia de los últimos años", concluyó.