Carrió denuncia que Máximo y Massa buscan infiltrar peronistas en las listas de Juntos por el Cambio


La líder de la Coalición Cívica advirtió sobre un pacto de Ritondo y Monzó con el presidente del bloque de Diputados del oficialismo y el presidente de la Cámara Baja para incluir dirigentes del peronismo en el armado de las listas de Cambiemos para las legislativas de este año.


Elisa Carrió volvió a sacudir la interna de Cambiemos al denunciar que existe un pacto entre Cristian Ritondo y Emilio Monzó con Máximo Kirchner y Sergio Massa para copar las listas con dirigentes del peronismo.
La exdiputada y líder de la Coalición Cívica advirtió sobre "una jugada" en la que trabajarían "el sector de Massa y de Máximo (Kirchner)" para "poner gente en las dos listas", en referencia al Frente de Todos y Juntos por el Cambio.
La jugada secreta tendría lugar en el Conurbano bonaerense (Lilita habló de "Conurbaño"). "En eso están trabajando Massa y Máximo: ponen candidatos en Juntos por el Cambio y después hay una mayoría abrumadora de ellos en el Concejo Deliberante", se quejó.
"Está armado, la relación la tiene que explicar Ritondo, porque es el que tiene la relación con Massa y con Máximo, porque esto es una trampa mortal", se alarmó Carrió.
"También podríamos a incluir a este chico que fue presidente de la Cámara, Monzó", agregó más tarde, desconociendo tal vez los elogios que supo prodigarle al exintendente de Carlos Tejedor.
Para sostener su teoría, Carrió apeló a su propia experiencia. "Yo recuerdo cuando sacaba muchos concejales en el Conurbaño (SIC), en 2003 y 2007. Tuvimos muchas idas, son interesados que van, integran las listas, y al otro lado están al lado del intendente de turno para recibir dinero", contó.Esa situación, insistió, se podría repetir si prospera el acuerdo tripartito que, dijo, se cocina en la Cámara de Diputados.
Los dichos de Carrió se enmarcan en una pelea que ya está desatada dentro de Cambiemos por el armado de las listas para las legislativas de octubre. Algunos en el macrismo creen que la líder de la CC reapareció en público para presionar por lugares para sus dirigentes e incluso amenazó con su propia postulación para negociar esos lugares.