Mar del Plata, en alerta por la ocupación de camas


La situación sanitaria en Mar del Plata es preocupante luego de que una señora de 64 años deba ser derivada a Ituzaingó con un cuadro grave de neumonía producto del Covid-19 y la falta de equipamiento para atenderla. La mujer, oriunda de Mar del Plata, fue internada en el Hospital Español pero debió ser trasladada cuando se agravó su cuadro y en la ciudad no quedaban camas de terapia disponibles para intubarla. "La internaron un día y después la derivaron porque si seguía acá iba a fallecer, no podían darle el oxígeno que ella necesitaba", aseguró su nieta, Valentina. "La internaron en una cama común porque no hay más camas para Covid, mi abuela necesitaba aparatologia más compleja que en Mar del Plata está saturada. Pero no solo en el Español, en todas las clínicas y hospitales", aseguró la joven.

Según la información oficial, el sistema de salud privado presenta una saturación, y el sistema de salud público tiene una ocupación de camas de terapia intensiva del 59%, y hay alrededor de 4.000 casos activos. "Mi papá y mi tío movieron cielo y tierra para conseguir una cama donde sea, la verdad que no les importaba tener que pagar una clínica pero ni eso había", relató. Finalmente, consiguieron un lugar pero en el Hospital Bicentenario de Ituzaingó, a 400 kilómetros de la ciudad costera.
El traslado se realizó en ambulancia.La mujer, que no presentaba patologías previas, ahora lucha por su vida. "Está en coma inducido conectada a un respirador. Hasta ayer estaba boca abajo y ayer a la mañana la dieron vuelta. La verdad la situación es muy critica, pero es día a día", contó Valentina.
La situación epidemiológica de las ciudades de la costa atlántica es uno de los puntos máximos de preocupación por parte del Gobierno bonaerense, que hoy implementó restricciones para evitar la circulación en horario nocturno mientras se desarrolla la temporada de verano.Entre la espada y la pared, Kicillof debe decidir entre tomar medidas restrictivas, que complicarían la delicada situación económica de los prestadores turísticos y de los comerciantes que aprovechan la temporada; y sostener las actividades y permisos mientras la curva de contagios se mantiene de forma ascendente, con imágenes de aglomeraciones que generan preocupación. Mañana el Gobernador se reunirá nuevamente con los intendentes bonaerenses desde Mar Chiquita para ver cómo seguir. Los intendentes de Mar del Plata, Guillermo Montenegro; y Pinamar, Martín Yeza, fueron los principales opositores a aumentar las restricciones en la última reunión pero finalmente acataron las medidas adaptadas a la provincia tras el decreto presidencial.

Fuente: Infocielo.-