Matías Rossi no habría muerto jugando a la ruleta rusa


El primero de enero arrancó con un lamentable hecho de sangre en una vivienda de la Manzana 12 de Barrio Ginés García, donde Matías Nicolás Rossi de 30 años falleció de un disparo en la cabeza. En un primer momento se especuló con que habría estado jugando a la ruleta rusa con dos amigos y se habría infligido el disparo solo, pero la investigación arroja sospechas al respecto.
El fiscal Ariel Tempo, titular de la UFI Nro. 4 que se encuentra de turno, aclaró que en principio las circunstancias de esa muerte no son claras. “En jurisdicción del departamento Coviccos tomamos declaraciones testimoniales y todo indicaría que el muerto manipuló un arma y presenta un disparo en la sien. Hemos tomado muestras para hacer dermotest, no solamente a la víctima sino a los testigos para dejar debidamente aclarado que ninguno de ellos haya intervenido en lo que relatan”, expresó Tempo a nuestro medio.
Los testigos relataron que la víctima manipuló el arma y accidentalmente se causó un disparo, circunstancia que no es muy normal “Es muy difícil que alguien accidentalmente se pegue un tiro en la cabeza, ninguno de los testigos hace referencia que estuvieran jugando a la ruleta rusa”, aclaró el fiscal sobre la versiones que circulaban al respecto.

Pruebas
Respecto al relevamiento de pruebas dijo: “Hay un arma secuestrada, y tres casquillos que indicarían que se efectuaron tres disparos, pero la victima presenta un solo disparo en la sien y es un tiro que normalmente llamamos abocado, que es con el caño del arma pegada a la cabeza. En este caso se tomaron las precauciones de tomar las muestras para hacer las pericias de dermotest que nos permite ver si hay pólvora en las manos de la víctima solamente o uno de los testigos presenta esta evidencia. Ninguno de los testigos admite haber tenido el arma en su mano”.