Incendio en la Reserva Ecológica de Ramallo


Bomberos Voluntarios de la vecina localidad informaron sobre las acciones llevadas a cabo en la Reserva Ecológica, tras declararse un foco de incendio de gran magnitud en la mañana del domingo que llevó casi diez horas combatir. El fuego afectó gran parte de la zona protegida, campos lindantes y terrenos de la empresa Bunge S. A. Afortunadamente no hubo que lamentar víctimas ni daños a propiedades, aunque la flora del lugar se vio afectada seriamente.

El fuego comenzó cerca de las 9 de la mañana del domingo, en un pastizal de un campo lindante al lugar. El mismo se descontrolo y comenzó a avanzar sobre la zona de la Reserva Natural, a orillas del río Paraná, sobre el Camino de la Costa. También el foco ígneo afectó parte de la empresa Bunge, lindante a esa zona, sobre unos terrenos en desuso. Hasta el lugar llegaron los Bomberos Voluntarios, en un grupo de 11 oficiales en varios móviles. Actuaron en conjunto con la Prefectura Naval Argentina, del destacamento local, que sirvió de apoyo y traslado de los oficiales ante las dificultades de acceso al terreno. Usaron embarcaciones y gomones para acceder a distintos lugares de difícil llegada por tierra.
“Catorce bomberos combaten el incendio de la Reserva Ecológica, con apoyo de Prefectura Naval para el traslado del personal, en una ardua tarea por lo complejo del terreno. A las 19.00 se retira el personal de bomberos de la reserva, quedando material humeante”, explicaron a la prensa desde Bomberos Voluntarios, quienes este lunes continuaron las inspecciones en el lugar, evitando que se reactive el fuego. En tanto, desde distintas organizaciones ambientalistas manifestaron su preocupación sobre este incidente y reclamaron acciones al Municipio. Según expresaron, el lugar se encuentra en estado de abandono y desatención por parte de las autoridades. Desde la Asamblea Vecinal Ramallo llamaron a buscar a los responsables y pidieron que se deje de quemar humedales. También pidieron distintas tareas al Municipio, como ser limpiar la basura que se arroja en dicho lugar, colocar cartelería preventiva e informativa, prohibir la caza y apelar a la puesta en valor de la reserva.
Por su parte, la ONG Unidos por la Vida y el Medio Ambiente expreso: “Llamamos a bomberos para tener más información, nos explicaron que las dificultades para apagar el incendio en la reserva se deben a la complejidad de ingresar a la misma. Pedimos a las autoridades municipales que se hagan cargo de esta situación y se hagan presentes en el lugar”. “Esperamos que todo esto se resuelva pronto, los daños sean los mínimos posibles y que se encuentren a los culpables que ocasionaron estos incendios”, remarcaron desde las redes sociales de la organización ambientalista local.