Conmemoraron el 10º aniversario de la desaparición física de Néstor Kirchner 


En San Nicolás, este martes 27 se recordó la figura del expresidente Néstor Kirchner, en línea con una jornada nacional, bajo la premisa “Néstor Vive en el Pueblo”. La Unión de la Economía Popular (UTEP) junto al Movimiento Evita concentraron en el Centro Cultural Dr. Carlos Néstor Kirchner (B° Fraga) desde las 9 hasta pasado el mediodía. Allí se llevaron a cabo distintas actividades con todos los protocolos sanitarios pertinentes.


El movimiento social y político que generó Néstor Kirchner a partir del 2003 exhaló la figura del político lejano de la realidad, alineada con el menemismo de los 90 y el estallido social del 2001. Más allá de la inclinación política que cada lector pueda tener, es innegable que el hombre marcó una época, un estilo, removió viejos esquemas, y tuvo grandes aciertos. El paso del tiempo dejó un legado, discutido, pero memorable. “Ese hombre, un presidente prematuro e inesperado, parido por una conjura de azares, comprendió. Leyó la coyuntura y supo qué era necesario hacer”, escribió Mario Wainfeld en un libro en el que aborda la figura del expresidente. El gobernador de Santa Cruz Néstor Carlos Kirchner era un hombre ambicioso y voluntarista, que confiaba mucho en sus fuerzas. Provenía de una provincia patagónica muy extensa y poco poblada, atípica como casi todas, donde el frío se hace sentir.“Decidimos con un grupo de compañeras conmemorar el día de Néstor con una gran jornada de trabajo”, exclamó Marisa Griselda, referente de las unidades productivas del Movimiento Evita.

Legado
El Centro Cultural Dr. Carlos Kirchner (B° Fraga), curiosamente, cumplió también 10 años de vida. Allí, más de “70 compañeros nos acercamos para colaborar, entregando 150 viandas. En realidad, un trabajo que se hace diariamente, pero ayer fue un día especial”.El Centro funciona como escuela y dictan talleres, hoy frenados por la pandemia. Lo esencial es la entrega de alimentos y ropa. “Tenemos muchas donaciones de la gente, que por suerte es muy solidaria, más en estos tiempos tan difíciles que corren”, marcó Griselda.Entre otras actividades recordaron a Néstor: “Nos demostró que podíamos seguir luchando. Que podíamos usar la política como herramienta de transformación de la historia de nuestro país, para nosotros y para las generaciones que vienen. El salón que tenemos en el centro es el vivo reflejo de lo que fue la tarea de Néstor. Una llama de esperanza para conquistar los derechos de todas las personas”. Por otro lado, Griselda señaló que esperan se promulgue la Ley Ramona en el Congreso Nacional, para “reconocer a las compañeras como esenciales, y así los municipios ejecuten la norma”.

Ley Ramona
Se trata de un reconocimiento para las trabajadoras que están frente a las ollas populares.La propuesta del diputado del Movimiento Evita y el Frente de Todos, Leonardo Grosso, es una “asignación de reconocimiento para trabajadores y trabajadoras de merenderos y comedores comunitarios durante la emergencia sanitaria en virtud de la pandemia de Covid-19”.En concreto, se trata del pago de cinco mil pesos que, de aprobarse, comenzará a otorgarse mientras se encuentre vigente la emergencia pública en materia sanitaria.El nombre de la iniciativa hace alusión a Ramona Medina: la referente de La Garganta Poderosa que falleció por COVID-19 en la Villa 31 y que había denunciado públicamente apenas unas semanas antes la falta de agua en el asentamiento más populoso de la ciudad de Buenos Aires.

El ex presidente
“Quiero fundamentar, con argumentos racionales y no dogmáticos, explicitando cuáles son mis premisas ideológicas, que Kirchner supo para qué arco patear. Que a veces metió goles y se hizo alguno en contra. Que representó bien la visión del mundo en la que creyó”. Así, desde el vamos, sobre el final del prólogo, Mario Wainfeld planta bandera y a lo largo de 320 páginas reconstruye la figura de Kirchner, el presidente que llegó de chiripa, el conductor político, el alquimista de alianzas impensadas.¿Qué es lo que supo Kirchner? Leer la coyuntura y dilucidar lo que era necesario hacer. “Entendió lo básico y se hizo cargo. Lo ayudaron la templanza popular, la formidable capacidad adaptativa de los argentinos de a pie, una coyuntura económica propicia. Kirchner supo cómo combinarlos”, escribió Wainfeld. ¿Hubo “viento de cola”? Sí. ¿Alcanzaba con eso? No. Tanto en la bonanza como en la malaria un gobierno tiene opciones.