El 1,4 por ciento de los estudiantes perdió vinculación con la escuela 


Según un relevamiento cuantitativo a cargo de la inspectora de Psicología Comunitaria y Pedagogía Social, Daniela Ramos, en San Nicolás se detectó que el 1,4 por ciento de los estudiantes de escuelas públicas no tuvo vinculación con sus respectivos establecimientos educativos. “Nuestro porcentaje de desvinculados es muy bajo. En cuestión de niveles educativos el secundario es el más afectado”, señaló la inspectora Jefe Distrital de Gestión Pública Eleonora Mangialavori.


Llegando lentamente al trecho final del año lectivo 2020, con las dificultades que presentó la pandemia eliminando la presencialidad en las aulas y obligando a dar continuidad a la enseñanza por medios virtuales y a distancia, las diversas áreas de gestión educativa emprendieron estudios de análisis para conocer la situación de los alumnos en los diversos niveles educativos, en cuanto a calidad de aprendizaje, continuidad pedagógica y/o pérdida del vínculo con la escuela. Desde la Jefatura de Inspección de Gestión Pública del Distrito San Nicolás indicaron que, según un relevamiento cuantitativo a cargo de la inspectora de Psicología Comunitaria y Pedagogía Social, Daniela Ramos, que supervisa y tiene a su cargo el EFTEE (Equipo Focal Territorial Educativo para la Emergencia), en San Nicolás se detectó que el 1,4 por ciento de los estudiantes de escuelas públicas no tuvo vinculación con sus respectivos establecimientos educativos. Asimismo, dicho análisis incluyó otras categorías como los estudiantes que tuvieron vinculación con la escuela, pero no hubo buena devolución de los registros pedagógicos, y quienes sostuvieron la continuidad pedagógica pero a baja intensidad de vinculación.
“Nuestro porcentaje de desvinculados es muy bajo por suerte, de 1,4 por ciento. En cuestión de niveles educativos el secundario es el más afectado”, señaló la inspectora Jefe Distrital de Gestión Pública Eleonora Mangialavori, quien afirmó que “para este tipo de alumnos se lanza el plan ATR, de acompañamiento a las trayectorias de revinculación educativa”.

Calificación, acreditación y promoción
En tanto, la evaluación de los aprendizajes logrados también es tema de análisis. En ese marco, los docentes de la provincia de Buenos Aires participaron el pasado jueves de jornadas institucionales que abordaron los lineamientos de calificación, acreditación y promoción de trayectorias educativas que aplican a todo el estudiantado bonaerense. En las jornadas docentes convocadas por la Dirección General de Cultura y Educación se trabajó sobre la reorganización de los contenidos curriculares, y los criterios de evaluación y promoción de las trayectorias educativas de las y los estudiantes de todos los niveles y modalidades de las escuelas bonaerenses de gestión estatal y privada, ante el contexto de pandemia por el COVID-19.Estas definiciones se enmarcan en los acuerdos que las ministras y ministros de educación de todo el país aprobaron por unanimidad en el Consejo Federal, a través de la Resolución 368/20, que tiene como objeto “garantizar el acceso, la permanencia y el egreso del estudiantado”.
En primer lugar, los lineamientos de la Provincia establecen que el bienio 2020-2021 será considerado una “unidad pedagógica y curricular”. Esto significa que los contenidos previstos para este año se articulan con la planificación del año próximo.
En las jornadas se trabajó también la “priorización curricular”, una reorganización de los contenidos previstos en los diseños curriculares para que todos los saberes que las y los estudiantes necesitan aprender en cada año puedan ser abordados, tanto en este ciclo lectivo como en el siguiente. En ese sentido, se hará hincapié en la necesidad de contemplar desde una perspectiva cualitativa las diversas situaciones provocadas por la pandemia y sus efectos en las transformaciones del trabajo escolar. “Así como cambiamos nuestra manera de enseñar, también debemos adecuar la manera de evaluar”, afirma la cartera educativa en uno de los documentos que se trabajaron esa jornada.

Evaluación y calificación
Se determinó que en todos los años de escolaridad obligatoria se calificará con una valoración conceptual, salvo en el último año de la escolaridad secundaria, en el que se utilizarán las escalas numéricas habituales del nivel. El tradicional boletín de calificaciones numéricas será reemplazado, en este ciclo lectivo, por un informe cualitativo donde se explicitará qué se pudo enseñar y aprender durante este ciclo lectivo y cuáles serán las instancias de enseñanza que tendrán lugar este año y en el próximo. En el informe, las y los docentes clasificarán las trayectorias educativas que se pudieron generar en el presente ciclo lectivo, de esta manera:
Trayectoria Educativa Avanzada: corresponde a las situaciones en las que la continuidad pedagógica se sostuvo de manera fluida. Las y los estudiantes comprendidos en esta situación finalizan su actividad en diciembre de 2020 y la retoman al inicio del año lectivo 2021.
Trayectoria Educativa en Proceso: la continuidad pedagógica tuvo interrupciones y/o una baja o nula devolución de las actividades enviadas por las y los docentes. Se requerirá intensificar la enseñanza a través de espacios de acompañamiento durante febrero y marzo de 2021.
Trayectoria Educativa Discontinua: esta situación atañe a estudiantes cuyas trayectorias educativas se han visto interrumpidas durante la pandemia. Se requerirá intensificar la enseñanza durante febrero y marzo de 2021, previéndose además la posibilidad de realizar una promoción acompañada durante el año 2021.
Las y los estudiantes que se encuentran en el último año de secundaria serán calificados con la escala numérica habitual. Hasta abril de 2021 contarán con distintas instancias para intensificar la enseñanza y, si las trayectorias educativas se han interrumpido, podrán realizar un Trayecto Curricular de Finalización del Nivel Secundario 2020, recientemente creado por la DGCyE.

Acreditación de año y promoción
Las niñas y los niños que están en sala de 5 años del nivel Inicial promocionarán de manera directa al primer año del nivel Primario. Las y los estudiantes que finalizan la educación primaria, dependiendo del tipo de trayectoria educativa que se ha podido realizar durante la pandemia, concluirán este nivel educativo en el mes de diciembre de 2020, en marzo o a lo largo del año próximo, tras haber participado de las instancias de promoción acompañada. En cualquiera de estos casos, deberán inscribirse en la escuela secundaria, ya que la vacante está garantizada. Quienes finalizan el secundario, además de las instancias de enseñanza y evaluación ya mencionadas, contarán con acciones de acompañamiento a ingresantes en las instituciones de nivel superior, universitarias o de formación docente o técnica. En el caso particular de la Educación Técnica y Agraria, el trayecto de finalización 2020 se concentrará en los núcleos ligados al desempeño profesional que habilita cada título.