Con acuerdo del oficialismo, el Concejo pide un informe al Ejecutivo sobre la provisión de agua potable en San Nicolás 


En la sesión ordinaria que el Concejo Deliberante celebró este jueves, tuvo aprobación unánime un proyecto de comunicación impulsado por los bloques de oposición tendiente a solicitar al Departamento Ejecutivo Municipal información referida a la producción y provisión de agua potable en la ciudad.

En días en que los servicios vinculados al agua están más que nunca sobre el tapete en virtud del cambio en la modalidad de prestación a partir de la creación del ente descentralizado «Aguas de San Nicolás», los espacios políticos que en el Concejo Deliberante cuestionaron la generación de ese organismo piden ahora respuestas al gobierno local referidas a la producción y la provisión del agua. Se trata, en concreto, de un proyecto de comunicación que este jueves fue aprobado por unanimidad, sin reparos planteados desde el bloque oficialista de Juntos por el Cambio.Son un total de seis requerimientos que la institución deliberativa local hará llegar al Palacio Municipal de Rivadavia y Pellegrini.
En tanto, en el tramo resolutivo del proyecto el pedido de informe enumera un total de seis requerimientos que llegarán al Palacio Municipal en caso de obtener antes de la aprobación del Concejo Deliberante.Como primer punto, los impulsores de la iniciativa piden planillas de sitios de extracción de muestra y de resultados de análisis bacteriológicos desde el año 2017 en adelante correspondientes a la salida de la planta potabilizadora, pozos de explotación y de diferentes puntos de la red de nuestra ciudad. Requieren también las planillas de resultados de análisis físico-químicos de la planta y de los pozos, también contando a partir de 2017.
Otras planillas de informe que los concejales del FDT, de UC y del FR quieren tener a mano son las referidas a muestras y resultados de análisis de cloro libre, total y residual, de bajada de tanques de reserva municipales, “salidas de planta potabilizadora y salidas de bomba de cola si existieran”.En tanto, los puntos 4 y 5 del pedido de informes atañen a resultados fisicoquímicos, bacteriológicos, DBO y DQO de las plantas cloacales desde el año 2017 en adelante, y planillas de resultados de controles bacteriológicos y físico–químicos realizados a los pozos de explotación ubicados en las delegaciones municipales.
Por último, requieren una precisión sobre “la cantidad de pozos de explotación de nuestra ciudad, régimen de explotación permitido y el realmente utilizado en la actualidad, si están directamente conectados al tanque de reserva o a la red de servicio”.Los argumentosEntre las consideraciones que dan fundamento a la iniciativa, sus firmantes apuntaron que “es de vital importancia que todos podamos conocer las condiciones de calidad del agua que consumimos a diario los nicoleños”, al tiempo que subrayaron que “son muchas las situaciones denunciadas por los vecinos al detectar visualmente distintas irregularidades en el agua que llega a sus domicilios”.También aseveran que tanto el agua producida por la Planta Potabilizadora como la suministrada a través de pozos de explotación “están expuesta a distintos tipos de contaminación, especialmente con agrotóxicos”. En tal sentido, advirtieron que “en muchos terrenos internosrodeados de barrios, se siembra y fumiga sin ningún tipo de control”, al tiempo que “la Ordenanza 8852 deja muchas ambigüedades en su aplicación habilitando así a quienes sin ningún escrúpulo fumigan a metros de viviendas y escuelas”.
Los concejales de la oposición local también remarcaron que “las napas de agua que abastecen a nuestro Partido se encuentran bajo de una gran zona agrícola que utiliza distintos productos agroquímicos que no son controlados por las autoridades municipales”.Y, por último, invocaron dos antecedentes: el primero, que “por decisión de la gestión de Ismael Passaglia fue disuelta el área municipal que se ocupaba específicamente del tema del Medio Ambiente en nuestra ciudad; y el segundo, que “hace menos de un año, el juez federal Villafuerte Ruso ordenó la suspensión del suministro de agua a varios barrios de la ciudad de Pergamino por la presencia de agrotóxicos en el agua potable de los mismos".