Habría un psicópata asesino en San Nicolás 


La mecánica con la que fue cometido el homicidio no tiene precedentes en nuestra ciudad. Juan Carlos Donato fue ultimado de un fuerte traumatismo en el cráneo y luego el asesino comenzó a despellejar el cuerpo, arrancando vísceras, la mandíbula, realizando cortes con una perversión enfermiza. En la quinta de Ruta 9 donde ocurrió el asesinato la Justicia estuvo realizando peritajes tratando de resolver este complejo y cruel crimen.


La mujer llegó con su hermano a la propiedad ubicada en el kilometro 233 de la Ruta 9 y se sorprendió de que estén las luces apagadas. Generalmente cuando empieza a oscurecer, su marido, Juan Carlos Donato, de 60 años, prende losreflectores, pero esta vez solo había oscuridad y silencio. Preocupados, comenzaron a llamar a Juan Carlos por su apodo, "Bicho", recorriendo todas las estancias con desesperación. Fue en un cuartito que oficia de lavadero, ubicado fuera de la propiedad, una piecita de dos por dos, que la mujer lo vio cerrado y al intentar abrir sintió que del otro lado forcejeaban impidiéndole el acceso. Ahí volvió a preguntar si era Juan Carlos y una voz desconocida le contestó que no. En ese momento el hermano le dijo que retroceda, que era un robo, y entre la oscuridad y el desconcierto la puerta se abrió y alguien descalzo salió corriendo, perdiéndose en el trigal que da al fondo de la casa. La señora preocupada entró en la habitación. El horror la paralizó.

Macabro hallazgo
"Esto no tiene precedentes, el médico de la policía y el forense con muchos años de profesión me dijeron que jamás vieron algo así", expresó a EL NORTE el fiscal que entiende en la causa, el titular de la UFI Nro. 3 Dr. Julio Tanús.Según los primeros informes de la autopsia, a Donato lo matan de un fuerte traumatismo en el cráneo y allí empieza una auténtica carnicería. "Pos mortem el asesino empieza a trabajar sobre el cuerpo con un arma blanca, le saca la mandíbula, le corta la nariz en forma perpendicular, le saca la lengua, todo lo que es el rostro lo mutila, hasta que llega a la laringe donde mete la mano y le extrae las vísceras, corazón, parte del hígado. Era una laguna de sangre", expresó el fiscal en un episodio sin precedentes ante el cuadro de perversión y ensañamiento con el que se encontraron.

Hipótesis
"Descartamos robo y ajuste de cuentas. semejante crueldad no tiene comparación con un robo. La hipótesis mas fuerte que manejamos es que estamos ante la presencia de un psicópata, un loco suelto homicida. Un psiquiatra me expresó que en San Nicolás no hay gente con ese perfil psicológico", agregó Tanús, quien se encontraba en el lugar de los hechos trabajando con todo el equipo de peritos y canes de la policía buscando pistas.Lo que saben los investigadores es que se trata de una sola persona. El asesino estaba descalzo, se recogió una pisada de 22 centímetros y zapatillas de calce 36. También estaba en cuero, ya que encontraron la remera. Estiman que se trata de un joven de aproximadamente 30 años.
Juan Carlos era una persona tranquila, sin contacto con el exterior, que se dedicaba al campo y a su familia. En la casa no hay faltantes y no hubo una operación monetaria que pudiera indicar que lo torturaran para que diga dónde estaba la plata. Como expresó el fiscal, todo indicaría que estaríamos en presencia de un psicópata, desequilibrado y criminal, que lamentablemente anda suelto por la ciudad.

Imagen captura cámara de seguridad.-