Dos mujeres asaltadas a mano armada en diferentes hechos


Son varios los robos a mano armada registrados durante la jornada, una mujer que fue amedrentada por tres muchachos en la costanera, otra señora asaltada en zona norte y un episodios de amenazas con arma de fuego requirieron de la intervención de las fuerzas policiales con allanamientos y aprehensiones.

Fue por avenida central y costanera donde la mujer de 39 años pasaba caminando cuando tres jóvenes la interceptaron y amedrentándola con una punta le sustrajeron el teléfono celular, dándose a la fuga para zona norte. Un vecino observó lo sucedido y de inmediato avisó a las fuerzas policiales. Rápidamente se efectuó un operativo cerrojo en la zona y en Malvinas Argentinas y 1001 aprehendieron a un menor de 17 años al que le secuestraron una punta casera utilizada en el hecho. Los restantes delincuentes lograron fugarse. El detenido fue trasladado al CAD.
Merced a las cámaras de seguridad privadas y públicas, se pudo establecer el modus operandi y la fisonomía del aprehendido como autor de este delito y aparentemente de otros robos de similares características. Se le iniciaron actuaciones por "Robo Agravado- Robo Reiterados", siendo entregado a sus progenitores.

Amenazas y hurto
El pasado martes tuvo lugar en zona norte un episodio de amenazas y daños del que fue víctima un vecino del lugar. A raíz de tareas investigativas personal del gabinete criminológico de la Comisaria Tercera estableció la autoría del hecho por parte de dos personas de 24 y 32 años, ambos domiciliados en Calle Martínez a la altura aproximada del 1100. Tras un allanamiento realizado conjuntamente con personal de Grupo GAD y Policía local se secuestró un revólver calibre 22 con numeración suprimida, bagullo de marihuana y a la aprehensión de uno de los imputados. En tanto a Leonardo Cáceres, también acusado de amenazas, se lo detuvo horas antes de la diligencia en calle Martínez por un hecho de "hurto".El aprehendido momentos antes le habría sustraído la billetera a una mujer de 44 años, dándose a la fuga arrojando la misma vacía e ingresando a un domicilio de cercanía. A raíz de las características aportadas por la víctima y la anuencia del propietario de la vivienda, personal ingresó y dio con el individuo.