Flavio Ciampichetti: goles de exportación 


El delantero oriundo de Conesa tendrá una nueva experiencia internacional ya que esta semana se confirmó su traspaso del KAS Eupen de Bélgica al Cultural y Deportiva Leonesa, de la tercera división de España”. “Todo lo que estoy haciendo es un paso adelante para mí”, le contó a EL NORTE el ex Defensores de Villa Ramallo.


Facundo Mancuso
secciondeportes@yahoo.com.ar

Más allá de que no pudo continuar actuando en el fútbol de Bélgica, Flavio Ciampichetti logró lo que pretendía: continuar en Europa. Durante esta semana se confirmó su traspaso del KAS Eupen al Cultural y Deportiva Leonesa, de la tercera división de España. Allí buscará reencontrarse con el gol y mostrar la capacidad anotadora que supo exhibir fundamentalmente jugando en Defensores de Villa Ramallo en el Federal “A” (39 goles entre 2011 y 2014), en Guillermo Brown de Puerto Madryn (14 tantos en 2015) y en Antofagasta de Chile (26 conquistas del 2016 al 2018).
El jugador oriundo de Conesa se encuentra aún en Bélgica ultimando el tema de papeles, acompañado de su señora Martina (ramallense ella) y sus dos hijos, Uma (de 5 años) e Ignacio (de 2). “En la próxima semana ya tengo pensado viajar a España”, le contó a EL NORTE Ciampichetti, en una diálogo a distancia. Luego contó que en territorio belga “fue dura la pandemia, más allá de que acá siempre se pudo hacer actividad física”. “Yo tenía la incertidumbre sobre a dónde me iba a tocar jugar, pero pudo practicar solo con un profe y mantenerme en forma, hasta que consiguiera club, lo que se confirmó esta semana por suerte”, relató el delantero. Sobre su paso por Bélgica, destacó que “fue espectacular la experiencia, en todo sentido, en lo futbolístico y en lo humano”. “Tuve a compañeros de muchas nacionalidades –marcó-, algo nuevo, en un club chico pero lindo, en el que se cumplió el objetivo que era dejarlo en Primera”. “Tenía ganas de quedarme en Bélgica, lo ideal hubiese sido quedarme ahí, un país organizado, en una liga hermosa para jugar, pero era una decisión que no dependía de mí”, apuntó Ciampichetti, de 32 años, indicando más tarde que se encontró “con un fútbol muy difícil, de mucha competencia”. “Me sentí a la altura y lo disfruté, que es lo que más me llevo. No hice muchos goles y hubiese sido lindo meterla más por la vidriera para ligas cercanas como la de Holanda”, puntualizó el conesero, que ahora tendrá una nueva posibilidad en un club cuyo accionista mayoritario es la Academia Aspire de Qatar, mismo propietario del KAS Eupen. De cara a este desafío que se le avecina, Ciampichetti manifestó que “lo de España va a ser algo nuevo”. “Todo lo que estoy haciendo es un paso adelante para mí, que pienso en seguir mejorando y aprendiendo. Nos va a ayudar como familia, sobre todo por el idioma”, consideró el goleador. Al mismo tiempo comentó: “Me habían dicho de la posibilidad de España en diciembre y ahora que se dio no lo dudé”. En cuanto a los objetivos a cumplir, aseguró que “la meta es ascender” con el equipo de León, una ciudad ubicada en el noroeste de la península ibérica, que cuenta con 125 mil habitantes. “Estoy con muchas ganas de viajar y empezar a entrenar y conocer al plantel. El deseo es ponerme bien físicamente, adaptarme y poder ganar en confianza y hacer goles, que es fundamental para cualquier delantero. Y desde lo colectivo poder ascender”, afirmó Ciampichetti. Finalmente, consultado acerca de las cosas que añora alejado a tantos kilómetros de su tierra natal, Ciampichetti expresó: “Extraño Conesa, la familia, los amigos, los asados”. “Por suerte, ayuda la tecnología y por video llamada seguimos conectados”, valoró por último “Durazno”, como lo apodan en el pueblo; ese mismo pueblo en donde sus habitantes gritan cada gol que su hijo pródigo convierte.