Covid: en Villa Constitución confirmaron 58 nuevos casos


El informe nocturno en la provincia de Santa Fe volvió a arrojar números preocupantes. En Villa Constitución se registraron 58 nuevos positivos, llevando la cifra de casos activos a 152 y a 528 los casos totales desde el inicio de la pandemia. También se produjeron 20 altas médicas. Hubo además tres casos en Empalme, tres en Pavón y diez en Arroyo Seco.

Rosario, en tanto, quedó otra vez muy cerca de su pico máximo (875) de casos diarios de coronavirus, al registrar este jueves 858, aunque la provincia de Santa Fe sí volvió a batir sus registros, con 1.925.

"Apertura" en medio de los records
El gobernador de Santa Fe, Omar Perotti, adelantó su discurso y anunció este jueves por la noche cómo seguirá la cuarentena en parte de la provincia. Esta vez lo hizo en la capital provincial y lo acompañó su vice, Alejandra Rodenas, y el intentende de Rosario, Pablo Javkin y el de la ciudad de Santa Fe, Emilio Jatón. Antes de anunciar las nuevas medidas, el gobernador comentó que el informe epidemiológico con la cantidad de casos de coronavirus en Rosario y Santa Fe "marca preocupación" y pidió "disminuir la velocidad de contagios". Luego detalló que existe "un 97 por ciento de uso de camas críticas en el sector público y un 85 por ciento de uso en el sector privado" en los efectores de Rosario. Y amplió que a este jueves hay "8 camas disponibles en el sector público y 35 en el sector privado; o sea 43 camas disponibles en la ciudad de Rosario".
Entre las medidas más importantes que anunció, habilitó la apertura de bares y restaurantes hasta las doce de la noche, en lugares abiertos, con personal de control y con estricto protocolo de sanidad. Pero, a la vez, restringe al máximo la movilidad entre las 20 y las 6 de la mañana, por los próximo 15 días. Además, pone especial énfasis en que los mayores de 60 años y grupos de riesgo "se queden en sus casas", porque representan la población de alerta por el coronavirus y la que más ocupa camas críticas en los hospitales públicos y privados, situación que ya ha llegado al límite.
El comercio minorista vuelve a abrir sus puertas al público, pero con horario restringido.