Juampi Castet, personalidad destacada de la provincia 


El nicoleño, campeón del mundo de tenis de mesa, será reconocido la próxima semana en la Cámara de Diputados de la provincia de Buenos Aires. En mayo, por una iniciativa de la diputada Micaela Morán, Diputados y Senadores provinciales lo declararon “Personalidad Destacada” por su representación del país a nivel deportivo.


“Declárese Personalidad Destacada de la provincia de Buenos Aires a Juan Pablo Castet Lamela, primer campeón mundial argentino en Tenis de Mesa”, puede leerse en la declaración “con fuerza de Ley” pronunciada por la Honorable Cámara de Diputados y el Honorable Senado de la Provincia de Buenos Aires, con fecha del 18 de mayo de este año. En ese marco, Juampi y su familia fueron invitados a concurrir a la Cámara el próximo miércoles 30 para ser homenajeado. Allí estarán la Diputada Micaela Morán, del Frente de Todos (impulsora del proyecto), el presidente de bloque y el presidente de la Cámara. En estos días, los invitados recibirán los permisos correspondientes para circular y poder llegar a Buenos Aires, con todos los gastos cubiertos.

Fundamentos
El siguiente es el texto del proyecto de la diputada Morán, que fue aprobado por ambas Cámaras para el merecido reconocimiento a Juampi:Juan Pablo Castet Lamela es un joven oriundo de la ciudad de San Nicolás de los Arroyos, nació el 15 de agosto de 1988, hijo de Pablo Castet y Susana Lamela.Juampi, como le dicen todos, nació con la condición de Síndrome de Down, sus padres aún recuerdan sin tapujos el miedo que les generó cuando el pediatra les informaba esa situación, ese sentimiento producto del desconocimiento y el desafío que generaría en sus vidas la crianza de su hijo.En una entrevista, su papá dijo: “Cuando tenía 40 días y estábamos desbordados, una tía muy creyente me dijo, ustedes fueron elegidos por Dios”. Él confiesa que le creyó y desde ese día decidieron tomar el toro por las astas. La mamá de Juampi fue quien se encargó en primera medida de todo lo relacionado a la estimulación temprana de su hijo, los tratamientos, entrevistas con los médicos, las terapias, y demás condiciones que los médicos le indicaban.
Tal fue el impacto que provocó estas técnicas en el niño, que tan solo a los dos años ya podía caminar con autonomía, el médico ya les había comunicado a sus padres que Juampi iba a poder hacer de todo, pero para ello se iba a necesitar tiempo y principalmente la voluntad de los papás.Eso llevó a que el padre de Juan Pablo, haciendo eco de la trayectoria familiar deportiva, involucrara a su hijo en distintas disciplinas, de forma que fuera conociendo y descubriendo su lugar en el deporte.
A los 7 años de edad, Juampi conoció el tenis de mesa, y con ello el nacimiento de una pasión que, al día de hoy con sus 31 años, sigue vigente.Su primer mentor en la disciplina fue el profesor de Educación Física José Agudo, que estaba a cargo del club Belgrano de San Nicolás, fue quien le enseñó a Juampi los valores del deporte, pero también el compromiso de la disciplina y la seriedad, mostrándole que la discapacidad no es ningún obstáculo para quien la padece.Comenzó jugando torneos amistosos en clubes de Rosario y Buenos Aires, en el FLENI, el centro de rehabilitación de Escobar, circunstancias que hicieran que fuera avanzando, destacándose y mejorando en el deporte a tal punto que a la edad de 15 años se incorporó a la Federación Argentina de Tenis de Mesa, compitiendo en el circuito del deporte adaptado.
En el 2011 jugó su primer torneo internacional, el cual se disputó en Caracas, Venezuela, logrando la medalla de oro en la categoría Sïndrome de Down. A pesar de sus logros, desde la Federación Argentina de Tenis de Mesa, ni pudieron seguir acompañándolo, por tales motivos el padre de Juampi tuvo que encontrar apoyo en otros organismos, tal fue así que hoy es parte de la Unión Deportiva para Chicos con Síndrome de Down, y a través de ellos pudo coordinar nuevos eventos deportivos para su hijo.
El gran talento de Juampi, acompañado por su familia, entrenadores y vecinos de la ciudad que colaboraron con rifas para que pueda costear sus viajes, permitieron que en el 2019 viajara a Portugal, Madeira, para disputar el Mundial de Tenis de Mesa para jóvenes con Síndrome de Down.En esa competencia logró coronarse campeón del mundo en la disciplina, convirtiéndose en el primer argentino en todas las disciplinas en conseguir este título. En esta competencia ganó todos los partidos hasta las semifinales 3-0, mientras que en la final le ganó fácilmente al último campeón 3-1, alcanzando el título mundial.Este logro no pasó desapercibido en su ciudad, ya que todos sus amigos, familiares y vecinos estaban esperándolo para recibirlo y felicitarlo, además de ello hicieron una gran caravana hasta el Palacio Municipal donde Juampi era trasladado en una autobomba junto a toda la multitud que lo acompañaba. Este título fue condición suficiente para que lo invitaran a participar de los primeros Juegos Internacionales de las Américas para atletas con Síndrome de Down, el cual se disputó en agosto de 2019 en la ciudad de Morelia, México.Nuevamente Juampi fue la gran estrella, jugando en dobles ganando su único partido junto al brasileño Daniel Gezes, mientras que en el single jugó 5 partidos logrando todos 3-0, de esta forma, se coronó campeón nuevamente en la disciplina.
Actualmente se entrena dos horas los días martes y jueves en el Club Unidos San Nicolás junto a su entrenador Guillermo Silvano, otras tres horas en el Club Atlético Social Buenos Aires, lunes y miércoles viaja al club Sacachispas de Villa Constitución.Todo ello lo hace de cara al próximo evento deportivo, Trisomes Games, durante abril del 2020 en Turquía, en la ciudad de Antalya, donde más de 1000 atletas estarán compitiendo en todas las disciplinas (NdR: finalmente se pospusieron para 2021).
Además de excelente deportista, Juampi es una gran persona, muy querida por toda la comunidad de San Nicolás de Los Arroyos, que lo acompaña en su carrera. Cuando gana no expresa su alegría con palabras, sino con un gran abrazo y con su sonrisa que tanto lo caracteriza al practicar el deporte que más ama. No le interesa el tipo de competencias que gane ni el reconocimiento material transmitidos en medallas, él disfruta con el cariño de la gente traducidos en aplausos y demostraciones de cariño.Por todo esto y por el ejemplo de vida, de lucha y superación que nos brinda Juan Pablo Castet Lamela a toda nuestra comunidad, es que solicitamos a los señores Diputados que nos acompañen con su voto positivo en esta presente iniciativa.