Kicillof apuntó contra intendentes de Cambiemos: "No es momento para vivos"


Axel Kicillof lanzó hoy la segunda etapa del Fondo de Infraestructura Municipal (FIM) con un fuerte mensaje a un sector de Juntos por el Cambio. El Gobernador bonaerense, sin nombrar a la oposición, pero en clara alusión a ella, pidió dejar de lado los “oportunismos”.“Seguimos peleando el Gobierno Provincia y los 135 intendentes. Yo les pido encarecidamente que sigamos trabajando en un año de pandemia no electoral, no es momento de oportunismo”, señaló Kicillof.

“Están abiertos los teléfonos no hace falta que se comuniquen por los diarios”, advirtió Kicillof. La mención tiene lugar cuando intendentes y legisladores de Juntos por el Cambio intensificaron sus críticas y diferencias con la Gobernación.“No fue un milagro ni una casualidad. Muchos esperaban que colapsara el sistema de salud pero no pasó y no es momento para bajar los brazos. Hay que seguir estando alertas. Como se suelde decir, no desayunarse la cena. Y esto implica trabajar coordinadamente”, agregó Kicillof.
En otro fragmento de su presentación, que tuvo lugar tras las intervenciones de cuatro intendentes por videoconferencia, Kicillof realizó una advertencia.“Con el Coronavirus nunca se sabe, no es momento ni para vivos ni especuladores, si alguno quiere sacar ventaja nos va a obligar a responder de esa manera, pero no queremos. Lo quiso hacer un municipio, pero ya pasó”, relató el mandatario en lo que pareció ser una indirecta para Miguel Lunghi, de Tandil.Las paces con Lunghi llegaron anoche luego de una extensa charla online con el propio Kicillof. El alcalde radical decidió implementar un esquema propio de fases sanitarias y la Provincia lo dejó afuera del Fondo para el Fortalecimiento de la Cultura y el Turismo.“Estas obras nos permiten decir que en el peor momento de la pandemia estamos pensando en la salida. Una transición de la pandemia a la pospandemia, la pospamdemia no será de un día para el otro sino una construcción que tenemos que hacer entre todos”, consideró Kicillof“La obra pública tiene un rol central para salir de la crisis. Al sector privado le cuesta arrancar. El sector público tiene que funcionar como locomotora. Sin este rol será muy difícil. Estas obras son como un símbolo de cómo estamos pensando en dar trabajo”, completó Kicillof.