Notificaron seis positivos en Villa Constitución y cuatro en Empalme 


Rosario registró 588 casos nuevos de coronavirus en las últimas 24 horas, mientras que la provincia de Santa Fe notificó 1149 positivos, valores bastante similares a lo de los últimos días y a la vez números preocupantes. La provincia de Santa Fe llegó a los 10.806 infectados.


Con estos registros, los infectados en Rosario desde el comienzo de la pandemia ascendieron a 10.806, al tiempo que a nivel provincial son 21.577. Es decir que esa ciudad tiene aproximadamente el 50 por ciento de los casos totales de la provincia.También se informó de seis contagiados en Villa Constitución y cuatro en Empalme. En Villa hay actualmente 49 casos activos, y son 294 los registrados desde el inicio de la pandemia.
En tanto, los fallecidos por coronavirus en la provincia ascienden a 215 personas, con las siete muertes que fueron informadas este martes, tres de las cuales eran de Rosario, que ya suma 94.Una curva que sigue mostrando el aumento exponencial de casos, al punto que en los últimos 16 días sumó 7006 nuevos casos, más del 64 % del total de contagios (10.806) desde el inicio de la pandemia.Otro dato significativo y también preocupante es que en el mes de agosto en Rosario se registraron 3462 casos, lo que representan casi el 85 por ciento del total de contagios que tuvo la ciudad desde el inicio de la pandemia, que hasta el 1º de septiembre eran de 3774.

Sin más apertura
La situación es por demás de compleja, al punto que varias voces que integran el grupo de profesionales y expertos que asesoran al Gobierno provincial afirman que no están dadas las condiciones para abrir más actividades en la ciudad cuando se cumplan, este sábado, los 14 días correspondientes a las últimas medidas dispuestas por el Gobierno de la provincia de Santa Fe.En ese mismo sentido se expresó la directora del Hospital Centenario, Claudia Perouch, quien advirtió que "estamos en una situación crítica. El sistema de salud provincial amplió a nivel público un 80 por ciento de las camas críticas, pero con el ascenso de la curva de contagios, que duplica el número de casos en menos de diez días, estamos complicados.La directora de uno de los nosocomios más importantes de la región sur de la provincia opinó "a título personal" que las actuales restricciones deberían “prolongarse por lo menos una semana más para darle tiempo para amesetar la curva epidemiológica y tener más camas” disponibles.
El otro aspecto por demás de preocupante es que en el Hospital Provincial no quedaban plazas en la Unidad de Cuidados Intensivos y el escenario se complicó aún más con el aislamiento de 20 enfermeros por ser contactos estrechos de personas con diagnóstico de COVID.Según informó el Ministerio de Salud santafesino, quedan en Rosario seis camas críticas sin ocupantes en los efectores provinciales, nueve en los municipales y 48 en los privados.De este modo, el 91 por ciento de estos sitios en el sector público de la ciudad permanece ocupado. “Estamos en un escenario cada día más crítico. Si no tomamos conciencia, esto va a aumentar”, dijo en este sentido el director provincial de Salud, Rodrigo Mediavilla, y añadió de forma contundente: “¿Qué estamos esperando para tomar conciencia? ¿Que no haya más camas? Es la pregunta que tenemos que hacernos”.

Restricciones
El objetivo de las medidas tomadas por el gobernador Omar Perotti el pasado viernes 4 de septiembre, con las restricciones a varias actividades, apuntan justamente a desacelerar la curva de contagios para no saturar el servicio de salud. De hecho, la ocupación de camas críticas crece de manera proporcional al ritmo de los casos nuevos.De los 561 casos restantes en la provincia, 90 son de la ciudad de Santa Fe, 50 de Villa Gobernador Gálvez, 31 de Esperanza y 29 de Rafaela y Venado Tuerto, 26 de Casilda.También informaron 19 positivos de Firmat, 18 de San Lorenzo, 14 de Granadero Baigorria, 13 de Funes, 12 de Pérez y 11 de Santo Tomé.