El sector privado desarrolla un ambicioso proyecto de turismo receptivo pospandemia


Un grupo de operadores turísticos de nuestra ciudad constituyó una empresa dedicada a desarrollar paquetes con propuestas vinculadas a lo ecológico, histórico y urbano. El objetivo es capitalizar los atractivos naturales y la infraestructura público/privada para ofrecer recorridos segmentados para los diferentes tipos de clientes. “El turismo receptivo tiene mucho potencial en San Nicolás y hoy tenemos las condiciones ideales”, cuenta David Bodrero.

Guillermo Insúa
diarioelnorte@diarioelnorte.com.ar

Las crisis generan oportunidades, asegura un viejo axioma optimista. Para tomar esas oportunidades a veces es necesario reinventarse, interpretar que las cosas (en este caso el mundo) cambian y entonces es preciso incorporarse al nuevo orden con proyectos que apunten a satisfacer una demanda hasta el momento no capitalizada.
El sector de servicios turísticos hoy está embarcado en esa arriesgada misión que supone salir de la zona de confort para explorar alternativas desconocidas que permitan sobrevivir al cimbronazo que ha provocado el Covid 19 en la economía global.
Los operadores turísticos de San Nicolás han asumido que la anunciada «nueva normalidad» obliga a repensar el escenario de los próximos años. El mundo ha cambiado, y con ello las demandas de servicios turísticos. Pensar hoy el turismo sólo desde una mirada emisiva es aferrarse a una realidad que ya no existe tal como la conocíamos. De ahí que el turismo receptivo asoma ahora con una potencia mucho más importante que en tiempos de pre pandemia. Nadie tiene claro por estos días cuándo se van a normalizar las rutas aéreas, los servicios de hotelería, gastronomía, todo aquello que hoy está restringido o funciona con protocolos que achican y encarecen la oferta.
Apostar (léase, invertir) al turismo receptivo es por estos días un proyecto de largo plazo que abre las puertas de un escenario que en San Nicolás históricamente estuvo marginado, un poco porque la rentabilidad no es la misma que la del segmento emisivo y, fundamentalmente, porque la ciudad no tenía infraestructura ni «cabeza» para saber venderse.
Hoy esas cabezas cambiaron, y lo que siempre estuvo aquí (el río y la historia) se ofrecen mucho más atractivos a partir del desarrollo de espacios públicos y/o privados.
Un grupo de operadores turísticos de larga trayectoria creó una nueva empresa, «Vive San Nicolás», que está trabajando (e invirtiendo) en un proyecto muy ambicioso focalizado en el turismo receptivo.
David Bodrero, Daniela Martínez, Marga Maggi, Daniel Inocenti, Marcelo Benetti, Darío Arguello y Daniela Aguilar están trabajando desde hace cinco meses en desarrollar una oferta que posicione a San Nicolás con fuerza en lo que se denomina el turismo de cercanía. “Nos pusimos en contacto con prácticamente todos los operadores de San Nicolás. Los que ofrecen servicios vinculados al esparcimiento en el río, los de actividades en el Parque Aguiar, hoteleros, gastronómicos, instituciones, etc. Estamos recorriendo los hoteles para conocer las características que tienen y el tipo de servicio que pueden brindar, porque es necesario segmentar la oferta para luego evaluar a qué tipo de clientes vamos a estar dirigiendo cada propuesta. Hay hoteles que tienen mucha infraestructura y otros poca, y eso es preciso segmentarlo para luego ofrecerlo a diferentes tipos de clientes”, cuenta David Bodrero.
“También estuvimos reunidos con guías de turismo, a quienes vamos a seleccionar para las diferentes propuestas que estamos generando. Charlamos con la Directora de la Casa del Acuerdo, con las autoridades del Teatro Municipal y museos. Y con colegas de agencias de turismo que ya nos hicieron propuestas de compra de los paquetes que estamos armando”, explicó Bodrero.

Turismo segmentado
El proyecto que más expectativas genera está pensado a partir de 2021/22. Se trata de convertir a San Nicolás en un atractivo para el segmento estudiantil a partir de recorridos educativos/históricos. “Estamos proyectando traer unos 18.000 estudiantes para 2022. El turismo estudiantil educativo mueve mucha gente. Tenemos armado un paseo ecológico, histórico y paisajístico. También armamos un recorrido para el segmento de gente joven, otro para adultos y tercera edad. Cada una de esas propuestas tiene alternativas que las distinguen, y la finalización de las actividades será con un evento particular para cada segmento. Por ejemplo, una cena en un hotel o salón de fiestas, una degustación en cervecerías, una reunión en espacios públicos, un espectáculo teatral, un bingo con cena, etc. El cierre de la jornada es una cuestión distintiva que suma”, aseguró Bodrero.

Valor agregado
Los recorridos tendrán tramos teatralizados, tal como sucede en grandes capitales de Europa donde un hecho histórico o cultural es representado por actores a fin de hacerlo más atractivo.
“Una empresa de turismo receptivo maneja todo para que la persona que viene de otra ciudad no tenga más que disponerse a ser atendido. San Nicolás tiene atractivos grandes y también otros más pequeños. Nuestra tarea es ofrecer todo lo que se puede hacer y conocer en San Nicolás, generando tres o cuatro eventos anuales que le agreguen valor a la oferta ecológica, histórica y urbana. Por eso es importante estar trabajando codo a codo con los prestadores privados y con el municipio. La Municipalidad es una parte muy importante puesto que es la que nos ofrece la infraestructura sin la cual no se podría proyectar nada”, afirma David Bodrero. El lunes pasado hubo una reunión de operadores turísticos con funcionarios de Gobierno, de la que formaron parte hoteleros, agencieros, el Intendente Manuel Passaglia, la secretaria de Gobierno, Agustina Gruffat, la secretaria de Cultura, Emilia Subiza, y el Diputado provincial Santiago Passaglia.
“El turismo receptivo tiene mucho potencial en San Nicolás y hoy tenemos las condiciones ideales. Este proyecto está destinado a ser exitoso y llegó para quedarse, no tenemos dudas”, completó Bodrero.