Judiciales denuncian que “se profundiza la crisis edilicia” 


Se registraron inundaciones en los Juzgados de Paz de Salto y Capitán Sarmiento, y la caída de una mampostería en la Asesoría Pericial de Mar del Plata. “El progresivo deterioro de dependencias, sumado a la inexistencia de nuevos edificios empeora día a días las condiciones en las que trabajamos”, señalaron desde la Asociación Judicial Bonaerense.


La Asociación Judicial Bonaerense denuncia “la gravedad de la crisis edilicia que atraviesa el Poder Judicial”. “A diario las y los trabajadores judiciales son testigos y víctimas del hacinamiento, de cielorrasos que se desprenden, ascensores que se caen, inundaciones, riesgo eléctrico y serias deficiencias en la climatización e iluminación de sus lugares de trabajo”, precisó a EL NORTE la secretaria general de la AJB San Nicolás Analía Maiztegui.A mediados de la semana pasada, en un mismo día se produjeron la inundación de los juzgados de Paz de Salto y Capitán Sarmiento, y la caída de la mampostería de la Asesoría Pericial de Mar del Plata. Capitán Sarmiento pertenece al Departamento Judicial de San Nicolás.En el caso de Salto, la AJB viene denunciando desde hace varios años “que la casa tiene entre 80 y 90 años y se encuentra en un estado deplorable”. Por su parte, el Juzgado de Paz de Capitán Sarmiento sufrió una inundación importante producto de la caída de agua a través del techo en medio de un fuerte temporal que azotó la ciudad, lo que provocó también la interrupción del suministro eléctrico por 24 horas y la correspondiente suspensión de los términos procesales.En tanto en la Asesoría Pericial de Mar del Plata, un desprendimiento de parte del cielorraso cayó a centímetros del escritorio en el que desarrolla sus tareas una perito de la dependencia, “poniendo en serio peligro su integridad física”.Piden Mesa de TrabajoEn diciembre de 2007 se declaró la emergencia edilicia en la provincia de Buenos Aires, medida que se fue prorrogando año a año hasta el 2014. “A pesar de no haber leyes posteriores, la emergencia edilicia continúa y fue la propia Suprema Corte la que denunció en abril de 2019 el desfinanciamiento y la paralización de las obras previstas en el Plan de Infraestructura Edilicia –Ley 14.190– por falta de presupuesto”, recordó Maiztegui.“El progresivo deterioro de las dependencias judiciales, sumado a la inexistencia de nuevos edificios preparados para realizar la tarea judicial empeora día a días las condiciones en las que trabajamos”, señaló Pablo Abramovich, secretario general de la AJB y agregó: “Es por ello que estamos reclamando en el ámbito paritario la necesidad y la urgencia de constituir una mesa de trabajo permanente con la participación del Poder Ejecutivo, la Suprema Corte y la AJB, con el fin de desarrollar un plan de corto, mediano y largo plazo para garantizar condiciones de seguridad e higiene adecuadas en el Poder Judicial”. La AJB declaró el estado de alerta y realizará medidas de fuerza en el caso de no obtener respuesta a los reclamos pendientes.

COVID-19 y salarios
Por otra parte, la AJB continúa señalando que “desde el inicio de la pandemia la Suprema Corte y la Procuración General han sostenido una política negligente en el diseño e implementación de medidas de prevención de COVID-19. Política signada por la ausencia de planificación, insuficiente inversión presupuestaria y falta de instancias de diálogo efectivo y permanente con la representación sindical de las y los empleados y funcionarios judiciales”.“Problemas en la provisión de agua potable, falta de equipamiento de protección personal, edificios sin servicio de limpieza o en los que se realiza solo dos o tres veces a la semana, serias falencias en la ventilación o en la garantía de distanciamiento social y la ausencia de un plan de instalación de barreras fijas de protección para los puestos de atención al público marcan el nivel de desidia con que el Poder Judicial organiza el cuidado de quienes trabajan diariamente en sus diferentes dependencias”, indicaron.
Asimismo, el gremio aseguró que la determinación del Gobierno de Axel Kicillof “de congelar el debate por la recomposición salarial de las y los estatales profundiza el deterioro del poder adquisitivo de nuestros haberes”. “Dicha pérdida se produce sobre salarios ya severamente deteriorados durante los cuatro años de la gestión de María Eugenia Vidal, en los que el recorte fue superior a un cuarto de su poder adquisitivo”.