“El que se salga del protocolo será rigurosamente penado”


El Dr. Rodolfo Balinotti, jefe médico de la ACTC, habló anoche en el programa La Deportiva (Radio U) y brindó detalles de lo que será el control sanitario en el marco del regreso del TC. “Si cumplimos en mantener el orden y la concentración, no tendríamos que tener problemas”, aseguró.


Luego de que se confirmara la presencia del Turismo Carretera en el autódromo “San Nicolás Ciudad” el próximo fin de semana, anoche en el programa La Deportiva (Radio U, lunes a viernes a las 19) el Dr. Rodolfo Balinotti, jefe médico de la ACTC, brindó detalles acerca de lo que será el control sanitario en el marco del regreso del automovilismo nacional tras 188 días de parate.
En primer lugar, Balinotti expresó: “Gracias a la gente de San Nicolás, a las autoridades por darnos esta oportunidad y también al Ministerio de Salud de la Nación, al Gobierno de la Provincia de Buenos Aires que nos han dado la posibilidad de poder volver”.Y ya metido de lleno en lo que se viene, aclaró: “Por dentro de la ciudad para ir al autódromo no generaría ningún inconveniente para este sistema que hemos adoptado con nuestro protocolo que es no tocar la ciudad, bajo ningún punto de vista”. “En ese caso nos es conveniente el autódromo de San Nicolás”, destacó, marcando al mismo tiempo que “el protocolo es muy simple que mucha gente ha escuchado en cuanto a los cuidados que exige esta enfermedad”. Y en ese sentido detalló que “fundamentalmente lo que tiene es mucha rigurosidad en el cumplimiento”. “Nosotros lo que estamos viendo que hay muchos protocolos muy buenos pero no se cumplen –sostuvo-, o no se hacen cumplir, nosotros tenemos un protocolo donde fundamentalmente va a haber un control al ingreso, cada una de las personas que van a entrar, desde ya que está muy disminuida la cantidad de gente, estamos hablando de que en un autódromo que comúnmente tenemos 4000 personas en boxes vamos a tener 400 en 30 mil metros cuadrados al aire libre”.
“En los accesos se van a tomar todos los controles que uno ve en otros lugares como fábricas que son la temperatura, olfato, la oxigenación. Ya han sido testeados los que van a participar. Y una vez que entren cada piloto se va a tener que ir a su box. En su box va a tener un callejón que es entre el box y la parte de atrás, donde va a estar su camión, esa pasarela recta de cinco metros de ancho es la que tienen que transitar cada uno de los cinco integrantes de cada equipo, ninguno puede invadir la pasarela de al lado o de otro lugar. Cada equipo tiene su lugar”, puntualizó el profesional, que luego agregó que “nadie puede abandonar el circuito desde el día jueves, que entren, hasta el domingo”. Igualmente marcó que “lo único que está autorizado para abandonar el lugar es una ambulancia con algún paciente crítico, para ingresar a San Nicolás”. “No se va a poder salir absolutamente para nada, las comidas son por viandas, originadas en el mismo circuito. Y va a haber un distanciamiento importante entre las personas de cada equipo, solamente dos personas por cada auto en el momento de la prueba, en 35m2 que tiene un box, no se pueden acercar para nada, la protección rigurosa de ojos, nariz y boca, no se puede sacar en ningún momento. El piloto tendrá un distanciamiento de seis metros con sus colaboradores al bajar del auto para que pueda hiperventilar sin ningún tipo de riesgo… así que entendemos que tenemos un protocolo muy estricto, con mucha colaboración del Ministerio de Salud de la Nación, que fuimos intercambiando con sus infectólogos muchos datos y mucha instrucción a los corredores fundamentalmente”, relató Balinotti, quien, por otro lado, consultado como hombre del automovilismo opinó que la vuelta de la competencia “es fundamental para todos los equipos, los corredores, los sponsors, las autopartistas que fabrican elementos para los autos, realmente seis meses sin correr no es como antes que un taller de autos de carrera al lado había en el mismo taller se hacía frenos, chapa, pintura y uno vivía de eso”. “Ahora los talleres son profesionales –consideró-, viven solamente de esto y realmente era muy complejo”. “Así que gracias a Dios podemos arrancar y estamos seguros de que cuando podamos mostrar de qué manera lo vamos a hacer vamos a tener la puerta abierta en otros lados”, añadió.
En otro tramo de la entrevista, Balinotti afirmó que el protocolo “va a ser exigente”. A propósito de este tema, amplió: “Nosotros tenemos una ventaja, que el automovilismo no es un deporte de contacto, realmente si cumplimos en mantener el orden, la concentración, no tendríamos que tener problemas”. “Desde ya que no es una cosa cómoda para nadie. Pero es la única manera que hay para correr, respetamos las correcciones que se tuvieron que hacer y cada uno de los pilotos también lo va a hacer porque en definitiva es su pasión y sus ganas de correr y eso está por sobre todas estas cuestiones”, indicó, precisando además que “cada equipo tiene sanitarios privados; sanitarios públicos no se pueden bañar ni cambiar ni duchar, no se puede usar de vestuario”. “Todo el personal médico, bomberos, banderilleros, todo viene de afuera, entra el jueves hasta el domingo”, subrayó.
En relación al momento de la tradicional premiación tras la carrera, Balinotti dijo que habrá “un podio absolutamente solitario porque ni los equipos se pueden acercar al auto ganador, ningún colaborador puede arrimarse al auto”.Finalmente, el facultativo declaró: “La normalidad va a ser que todos estemos ordenados, cumplamos y hagamos lo que va a estar estipulado”. “Va a ser muy rigurosamente penada la persona que se salga de este protocolo, porque va en detrimento de toda la categoría. Este es un esfuerzo que tenemos que hacer todos para que todo salga bien”, sentenció Balinotti.