Katopodis: “El desafío es generar obras públicas de calidad, sostenibles y con transparencia”


El Ministro de Obras Públicas de la Nación, Gabriel Katopodis, se refirió a las oportunidades que genera el acuerdo con bonistas extranjeros, a partir del cual “se abre una etapa de enormes posibilidades para el desarrollo de la obra pública en la República Argentina”. En diálogo con Radio U, el funcionario puso el foco en la pospandemia y en el rol de los intendentes a la hora de pensar el crecimiento en infraestructura. “Las obras en cualquiera de los 2.300 municipios del país no pueden ser decididas en un escritorio de alguna oficina de Capital Federal”, dijo.


Guillermo Insúa
diarioelnorte@diarioelnorte.com.ar

En el programa «Pila y Media» (Radio U, FM 89.9), el Ministro de Obras Públicas de la Nación, Gabriel Katopodis, expresó sus expectativas en cuando al escenario macro que se abre para la Argentina luego de acordar con acreedores internacionales la reestructuración de parte de la deuda heredada, que le imprimirá aire al país en materia económica y financiera.
“El acuerdo con los bonistas era uno de los objetivos que se había propuesto el Gobierno desde el primer día. Despejar el escenario de endeudamiento formidable que recibimos del Gobierno anterior nos permite hoy tener un horizonte previsible y mucho más sustentable al momento de pensar la economía y de poner en marcha el aparato productivo”, apuntó Katopodis.
El Ministro puso en valor las obras ejecutadas en pandemia como la construcción de doce hospitales modulares “en tiempo récord”, dijo, y otras 50 construcciones vinculadas a ampliaciones de hospitales para atención de pacientes con Covid que requieran internación en unidades de terapia intensiva.
“En la pospandemia los intendentes tendrán un rol clave en el desarrollo de la obra pública. Son ellos los que mejor conocen las demandas y preocupaciones en cada municipio, y son ellos los que deben definir las prioridades a la hora de pensar la obra pública. Por eso estamos trabajando en una agenda coordinada con todos los intendentes del país, sea cual sea el color político que tengan. Vamos a avanzar en una agenda que nos permita llegar con obra pública a cada ciudad, a cada pueblo de la República Argentina. El objetivo es acelerar la respuesta del Estado en la solución de innumerables problemas que tiene el país, desde una mirada federal e integradora. Esta pandemia ha desnudado problemas que sabíamos que existían como la falta de agua, de cloacas, de equipamiento social, de escuelas, jardines, etc, todas obras necesarias que al mismo tiempo generan empleo y dinamizan la economía de cada lugar”.
Katopodis afirmó que el objetivo es que “las obras en cualquiera de los 2.300 municipios del país no pueden ser decididas en un escritorio de alguna oficina de Capital Federal sino que deben ser los intendentes los que se pongan al frente de la demanda, porque también es importante que los gobiernos municipales puedan licitar y llevar adelante el seguimiento de las obras. Ese mecanismo nos permitirá poner en valor el trabajo que vienen haciendo los jefes comunales en el desarrollo local, articulando la sinergia y capacidad productiva de cada región”.
El Ministro Katopodis calificó el lanzamiento del nuevo Procrear como “un pilar fundamental de la obra pública social”. “La Ministra María Eugenia Bielsa está llevando un plan de trabajo intensivo con gobernadores e intendentes para dar respuesta a una problemática muy fuerte en los conglomerados urbanos como es el déficit habitacional. Allí vamos a llegar con distintas herramientas, con diferentes programas y políticas para realidades que no son iguales pero que están ordenadas por el común denominador que es el derecho a la vivienda y a una calidad de vida digna”, explicó el ex intendente de San Martín.

Herencia
El titular de la cartera de Obras Públicas apuntó contra la gestión macrista al ser consultado por estado de situación en el que asumieron el área. “La herencia está marcada por una cantidad muy grande de obras paralizadas. Seis de cada diez obras estaban suspendidas al momento de asumir nuestra gestión, la mayoría por falta de pago. En los últimos años del Gobierno anterior se fueron interrumpiendo innumerables obras, por lo cual debimos ir poniendo en marcha esa cartera y hoy hemos reactivado la mayor parte de esas obras mientras que otras están en proceso de reactivación. Pero, además, nos encontramos en una situación compleja en lo financiero por una deuda de más de 35.000 millones de pesos a la que también tuvimos que hacer frente. El déficit y el incumplimiento en materia vial fue brutal. El Gobierno anterior había prometido la construcción de 4.000 kilómetros de rutas seguras y sólo ejecutó 7 kilómetros. Había prometido 2.800 kilómetros de autopista y después de cuatro años sólo había construido poco más de un 15 por ciento de lo prometido. Claramente, la situación de la obra pública en el Gobierno anterior estuvo marcada por promesas y anuncios que en general después no se cumplieron. Hoy, la instrucción que tenemos del Presidente Alberto Fernández es hacer y terminar las obras públicas sin detenernos a preguntar a quienes votaron en esa ciudad o provincia. Pero también el Presidente nos pidió terminar con la obra pública que el macrismo no terminó cuando llegó al Gobierno, y que cayeron en «la grieta» hacia finales de 2015. Nosotros entendemos que la obra pública es central a la hora de pensar cómo mejorar la calidad de vida de los argentinos y argentinas. El desafío es generar obras públicas de calidad, sostenibles y con transparencia que nos permita achicar la brecha en infraestructura que tiene la República Argentina”, explicó el Ministro Katopodis en el diálogo con periodistas de «Pila y Media».

“Modelo ruinoso”
El Ministerio de Obras Públicas avanza por estos días en la desarticulación del modelo de ejecución de obras por Participación Público Privada (PPP) que el macrismo presentó casi como una panacea y que, en rigor, logró concretar muy poco de lo planificado. Un ejemplo cercano es la anunciada construcción de un tercer carril de Ruta 9 entre San Nicolás y Rosario.
“El modelo PPP fracasó, porque en cuatro años no consiguió ejecutar casi ninguna obra importante. Además de tener un nivel de ejecución bajísimo, de haberse concretado hubiera representado un nivel de endeudamiento formidable para todos los argentinos puesto que cada kilómetro construido con el modelo PPP se encarecía entre un 40 y un 50 por ciento debido al costo financiero. Es decir, el modelo PPP era un gran negocio para los bancos, para el sistema financiero, que se beneficiaba claramente con ese formato. De ahí que hoy estamos desarmando ese sistema tan ruinoso para las cuentas del Estado y el bolsillo de los argentinos. Eso no significa que muchas de esas obras no sean necesarias. Pero debemos desarticular el modelo PPP para que sea Vialidad Nacional el que se haga cargo de llevar adelante esas obras, con fondos del Tesoro Nacional o con financiamiento internacional. Sabemos que muchas de las obras que se anunciaron y nunca comenzaron son muy necesarias para el desarrollo de las economías regionales, pero antes de avanzar en el análisis de cuáles son las prioridades a la hora de ejecutar esas obras debemos desarmar los contratos ya firmados bajo el modelo PPP. Tenemos que ser muy cuidadosos en ese punto para luego no caer en perjuicios patrimoniales que afecten a todos los argentinos. Vamos a licitar las obras que sean necesarias una vez que el sistema anterior se desactive y podamos ejecutarlas bajo un modelo más eficiente, más ágil y más transparente”, dijo.
“Ahora tenemos una oportunidad como país. Oportunidad de empezar a generar y definir prioridades con un horizonte mucho más claro. La Argentina hoy tiene prioridades muy diferentes a las del Gobierno anterior. Tenemos por delante el desafío de volver a armar un país más justo y equitativo. Todo el Gobierno que conduce el Presidente Alberto Fernández está encolumnado en esa tarea. Y contamos con aquellos sectores de la oposición que entienden la responsabilidad que nos convoca en el momento más difícil que atraviesa el país y el mundo entero. La situación delicada nos debe hacer entender que de esta crisis se sale con diálogo y con acuerdos. Necesitamos el mayor nivel de acuerdos para obtener el resultado por el que hemos puesto tanto esfuerzo y sacrificio en estos meses”, completó el Ministro Gabriel Katopodis.