Almacén de Arte: proyecto en auge entre los artistas contemporáneos locales 


El Almacén de Arte es un proyecto colaborativo que aporta un nuevo espacio a la difusión de las producciones de artistas visuales contemporáneos que, teniendo un importante cuerpo de obra y habiendo desarrollado su estilo personal, aún no han encontrado un nicho de proyección que promueva y visibilice sus trabajos. Participó de la feria virtual «Otra Feria», siendo de las galerías más visitadas por el público.


La galería está dirigida por Leo Mayer, quien además de ser uno de los almaceneros promueve un “almacén que exhiba y venda arte” entendiendo lo complejo de la difusión de su propio trabajo y rememorando el viejo almacén de sus abuelos (actualmente de su madre), aportando toda su experiencia en la gestión cultural pública y privada.Junto a Ismael Abrahan se logra la sinergia necesaria para la concreción de este proyecto. Sus desarrollos en la coordinación de procesos grupales y el manejo de redes, permite una comunicación estratégica y asertiva del Almacén de arte.En el inicio de la feria virtual "Otra Feria": “Estuvimos dentro de las 10 galerías más visitadas dentro de las más de 60 galerías que participaron. Esto sucedió gracias al gran trabajo de difusión que hicimos”. Se trata de una feria con modalidad online y distintas propuestas. Allí convergen galerías de ocho países. En su web puede ir visitando los distintos espacios: www.otraferia.com.
“Utilizamos todas las plataformas posibles para poder llegar a públicos amplios y diversos. Gracias a estas vías de comunicación, logramos un récord de ventas”.Concepto"El arte debe dejar de estar guardado en los hogares y talleres de los artistas", bajo esta premisa se visibilizan los trabajos de los y las artistas regionales. Debe circular, y es allí donde Almacén de arte se convierte una herramienta poderosa para los artistas convocados.Investigación, proyección, producción, difusión y venta, son los pilares de este proyecto colaborativo.“Queremos que las y los ‘almaceneros’ lleguen a las colecciones públicas y privadas, pero también es nuestro objetivo llevar el arte a un comprador no habitual de este consumo. Aquellos que aún sin ser coleccionistas miran con atención cada obra, y todavía no llegaron a tener su primera original”, explicó Mayer.Cada obra es única, y puede “transformar tu casa en un hogar, la oficina en un sitio de convivencia con algo más que con el trabajo. Cada obra es única y tu interés, percepción sobre ella y el deseo de tenerla, estará acompañado por nosotros en cada una de las instancias hasta que llegue a tus manos. Almacén de arte no es solo una tienda, es arte de autores”.
Al momento el proyecto cuenta con trabajos de cinco artistas fijos: Carmen Padilla, Javier Muñiz, Mariquena Vallejo, Regina Ziraldo y el propio Leo Mayer, conforman el ‘staff’ estable.FundadorNacido en San Nicolás y formado en Rosario, Leo Mayer está produciendo un libro de artista con una palabra por persona sobre la cuarentena del COVID-19.“Mis obras están construidas con materiales que dan cuenta de una memoria de uso cotidiano, elementos de descarte que resignifico mediante el diseño de pequeños módulos repetidos un sinnúmero de veces hasta obtener mis instalaciones”, además de fundar Almacén de Arte, Mayer es artista por naturaleza.“En 2001 me fui a vivir a Rosario para estudiar. Volví a San Nicolás para trabajar en la empresa familiar y comencé a desarrollar mi propia obra, utilizando en instalaciones colaborativas los materiales de descarte que la gente acumulaba, siempre ayudado por mi familia. Me inspiran y motivan las acciones sociocolectivas, en ese sentido mis obras son una mezcla de, en proporciones desconocidas, cálculos matemáticos, físicos, químicos y elaboración estético-artística, evidenciadas en un simple acto de ingeniería”.Son precursores de sus obras Arthur Bispo do Rosário y Daniel Joglar.“Fui creador de mi propio estilo 'racionalista económico' y le fui fiel tanto en la ingeniería (mejorando el rendimiento en el proceso de elaboración de morcillas) como en lo personal (renunciando a los cinco empleos públicos que tuve) y en el arte, aunando fuerzas para construir instalaciones colectivas”.
Leo Mayer es ingeniero, gestor cultural y artista nicoleño que viajó regularmente a Rosario durante el verano para asistir a una clínica de obra en Gabelich Contemporáneo. Actualmente, entre otros viajes, trabaja en un proyecto que se titula "Encuarentenados" y materialmente es un libro de artista cosido a mano con hilo choricero reutilizando materiales contables, donde su autor promete imprimir los resultados de una convocatoria abierta de palabras que refieran a cómo vive cada uno la cuarentena por el coronavirus.

FOTO: Registro de obra, Leo Mayer trabajando actualmente con libros de artistas “encuarentenados”.