Evalúan restringir la actividad náutica por la quema en las islas del Delta del río Paraná 


El Gobierno santafesino​ confirmó que avanza para prohibir la actividad náutica recreativa en zonas afectadas por las quemas. La decisión, no obstante, deberá involucrar también la decisión de las autoridades bonaerenses y entrerrianas, en el marco del Comité de Emergencia Ambiental que se constituyó por orden de la Corte Suprema.

Mientras se aguardaba la llegada de un grupo de brigadista de Parques Nacionales para sumarse en las islas entrerrianas al combate del fuego, que continuaba con distintos puntos activos, el Gobierno de la provincia de Santa Fe​ confirmó que avanza para prohibir la actividad náutica recreativa en zonas afectadas por las quemas.La decisión se concretará como parte de un acuerdo con las administraciones de Entre Ríos y Buenos Aires, y en el marco del Comité de Emergencia Ambiental que se constituyó por orden de la Corte Suprema.La idea es evitar la navegación en los puntos más críticos que se presentan por las quemas en jurisdicción de las tres provincias. Sólo se podrá aplicar en forma conjunta y resta definir si se hará durante todos los días y por un período de tiempo, o sólo los fines de semana, el momento en que existe un mayor flujo de embarcaciones particulares navegando por el río Paraná.
La medida limitará el acceso a las islas de personas que pueden acampar y provocar quemas, pero también liberar distintas zonas para el trabajo de los brigadistas, según explicaron las autoridades.En el Gobierno santafesino planteaban incluso la inquietud que genera la decisión de particulares y ambientalistas, quienes decidieron ante la gravedad de la situación cruzar el río Paraná para colaborar en el combate contra el fuego.

Lucha contra el fuego
Desde el fin de semana que pasó, distintos grupos trabajan junto a vecinos y pescadores de la zona de islas, quienes ante el avance de los incendios temen que las llamas alcancen sus viviendas. “Estamos preocupado por los chicos que están ayudando. Corren un riesgo muy grande”, aseguró la ministra de Ambiente y Cambio Climático de Santa Fe, Erika Gonnet.
La decisión de restringir el movimiento de embarcaciones deportivas ya fue tomada por el municipio de Victoria, en Entre Ríos. En el caso de Santa Fe, que tiene 800 kilómetros de costa, se dispondría el corte entre las localidades de Puerto Gaboto y Villa Constitución.Lo mismo sucederá, de acuerdo a lo conversado el lunes en el Comité de Emergencia Ambiental, en las zonas de mayor complejidad que presenten por el tema de las quemas Entre Ríos y Buenos Aires, situación que alcanzaría a la ribera de San Nicolás.El secretario de Articulación Federal de la Seguridad, Gabriel Fuks, no descartó como alternativa permitir la navegación particular, pero que se disponga un estricto registro de embarcaciones para controlar quiénes acceden a la zona del humedal.“La situación es muy compleja, extraordinaria. Nada alcanza y todos queremos más”, aceptó la ministra Gonnet sobre las medidas que se toman y los recursos con los que se cuenta para atacar los incendios.Desde comienzos de año se detectaron entre Santa Fe capital y Campana 24.745 focos de calor. La situación provocó un desastre ambiental que afecta la flora y la fauna del humedal, uno de los más grandes del mundo y de vital importancia por su biodiversidad, y contamina además el aire de las poblaciones vecinas a la zona de incendios.