Con cuestionamientos de una parte de la oposición, el Concejo aprobó la creación del "Ente de Aguas" 


Con sus once votos propios y dos del Frente Renovador, el bloque de concejales de Juntos por el Cambio logró la aprobación del proyecto del Ejecutivo Municipal que plantea la creación del «Ente de Aguas de San Nicolás». En otras votaciones, el oficialismo aprobó por sí mismo dos expedientes vinculados al anuncio referido a la construcción de dos nuevos hospitales. Aunque los tres espacios de la oposición avalaron el objetivo, cuestionaron los medios.


Una extensa sesión ordinaria celebró hoy el Concejo Deliberante de San Nicolás. El octavo encuentro reglamentario en registro virtual (por teleconferencia y streaming en vivo) de los tiempos de pandemia que corren demandó tres horas de desarrollo. Es que el orden del día planteaba asuntos impulsados por el Departamento Ejecutivo Municipal tan interesantes como sensibles, e incluso polémicos desde el punto de vista de los espacios de la oposición local. Se trataba de tres proyectos puntuales, que en el trabajo previo en las comisiones ya habían generado diferencias y cuestionamientos. Uno era el que proponía la creación del «Ente de Aguas de San Nicolás». Los otros dos: resolver asuntos preliminares vinculados con la ya anunciada construcción de dos nuevos hospitales municipales; uno en la zona oeste y el otro en el sur de la ciudad. Los tres proyectos quedaron aprobados por mayoría, con votos de rechazo y abstenciones de la oposición. En cambio, sí existió unanimidad para la aprobación de un esquema de moratoria que el gobierno local propuso para los contribuyentes con deudas en el actual contexto de pandemia.
La creación de un ente descentralizado para la prestación de los servicios de provisión de agua potable, cloacas y tratamiento de efluentes cloacales fue aprobada por una mayoría nutrida por los 11 votos de Juntos por el Cambio (JpC) y 2 del Frente Renovador (FR), que se impusieron sobre los 7 votos negativos expresados desde los bloques del Frente de Todos (FdT) y de Unidad Ciudadana (UC).Debate y votaciónGermán Jaime (UC) fue el primero en pedir la palabra para plantear cuestionamientos al proyecto oficial. “Vemos en esto un paso previo a la privatización o tercerización del servicio”, evaluó el opositor. Desde el bloque del FdT Paola Enrico sumó: “A algunos les gusta más lo privado o lo semiprivado. Nosotros seguimos estando siempre a favor de lo público. Hay cosas que no resuelven con menos injerencia del Estado, sino justamente con más políticas públicas”.Por el contrario, desde el FR Luciano Pastocchi anticipó el voto a favor de su espacio y observó: “No tengo dudas que este proyecto dará un grado de independencia necesario a la prestación de estos servicios. Por otra parte hemos sido cuidadosos al considerar la situación de los empleados municipales que hoy se desempeñan en esta área; consta en el expediente que no van a sufrir ninguna pérdida de derecho laboral adquirido. Por lo tanto, no vemos ningún motivo para oponernos a este proyecto”.
En el oficialismo, la voz cantante la tuvo Danilo Petroni. “Yo entendería si algunos se expresasen en favor o en contra de la descentralización. Pero mienten cuando hablan de privatización. Busquen otros argumentos, dejen de mentir porque es evidente que el electorado ya no come vidrio. Esto que estamos proponiendo es un ente público descentralizado; Aquí no hay fantasma de privatización ni aumento en las tasas”, señaló el presidente del bloque de JpC.
La propuesta del Gobierno local se inscribe en “la necesidad de garantizar una mejora continua en la prestación del servicio público de provisión de agua potable y de desagües cloacales y efluentes industriales en el Partido de San Nicolás”. Entre las consideraciones que dan fundamento a la iniciativa, sus redactores apuntaron: “Ha sido un eje central de esta gestión municipal el mejoramiento y optimización de los servicios públicos buscando siempre la manera de brindar un servicio superador que mejore la calidad de vida de los nicoleños. Siguiendo dichos lineamientos, el Departamento Ejecutivo siempre ha buscado las herramientas más óptimas que tiendan a cumplimentar dichos fines”.

Mayoría oficialista
En otros dos expedientes el oficialismo logró sendas aprobaciones contando sólo sus votos propios. Ambos proyectos guardaban algún tipo de relación con la ya anunciada –por el intendente Manuel Passaglia– construcción de hospitales municipales en las zonas oeste y sur de la ciudad. A través de uno de esos expedientes, el Ejecutivo planteaba a los concejales cuál sería la alternativa para financiar ambas obras (como así otras de refacción y puesta en valor de edificios sanitarios ya existentes): la venta de terrenos de propiedad privada del municipio, afectando los recursos resultantes a un Fondo especial.Los reparos de la oposición tuvieron que ver con la falta de una enumeración precisa, por parte del Ejecutivo Municipal, que indicase cuáles serían esos inmuebles. Tal fue el motivo central que explicó los votos negativos expresados desde los bloques de UC, del FR y del FdT.
Mediante otro expediente, el gobierno local solicitaba una declaración de «Utilidad Pública» sobre el inmueble de propiedad privada en que el Ejecutivo proyecta la construcción de un nuevo hospital en la zona oeste. Tal declaración institucional dará ahora al gobierno la posibilidad de iniciar un proceso de expropiación de ese suelo, que también serviría para la generación de un nuevo espacio público y, también, para avanzar con el proyecto de apertura de la avenida Güemes desde el acceso Presidente Perón hasta avenida Falcón.Con 7 votos en contra del FdT y de UC y otras 2 abstenciones del FR, el bloque de JpC logró por sí solo los 11 votos necesarios para aprobar la iniciativa por mayoría.

Moratoria municipal aprobada
En una extensa sesión atravesada por la diferencia de criterios entre el oficialismo y la oposición, sí hubo unanimidad de criterios en torno a una de las iniciativas elevadas por el Departamento Ejecutivo Municipal: el proyecto de ordenanza que proponía un «Plan especial de Regulación y Facilidades de Pago para Contribuyentes». El objeto central del proyecto que así se convirtió en ordenanza, es brindar facilidades de pago, la posibilidad de regularizar su situación y evitar el endeudamiento de contribuyentes, en el contexto de las actuales dificultades económicas disparadas por la emergencia sanitaria declarada en torno al avance de la pandemia de coronavirus.
El plan estará vigente desde septiembre y hasta el 31 de diciembre de 2020 inclusive, y será válido para los tributos municipales cuyos vencimientos hubieran operado hasta el 30 de junio de 2020 inclusive. La medida abarca un total de 13 tributos municipales contenidos en la Ordenanza Fiscal, entre ellos la Tasa por Alumbrado, Barrido, Limpieza y Conservación de la Vía Pública; la Tasa por Desarrollo Urbano; y la Tasa por Servicios de Agua, Cloacas y Tratamiento de Efluentes Cloacales. El artículo quinto del proyecto que en la comisión de Presupuesto y Hacienda que preside el oficialista Luchelli reunió las firmas en conformidad de todos los integrantes, detalla un esquema de descuentos en recargos e intereses: del 100% para el pago único hasta el 31 de diciembre; del 75% para los planes de hasta 6 cuotas mensuales; y del 50% para los planes de hasta 12 cuotas. En tanto, para los planes en 24 y 36 cuotas no habrá reducciones en recargos e intereses.