Islas en llamas, ciudad bajo humo


El aire de la ciudad se ha vuelto irrespirable. Y ello obedece a una situación muy concreta: el fuego en las islas se desató en la tarde del miércoles justo enfrente de la zona continental, a la altura de las calles Bogado y Ponce León.

En sus habituales rondas de patrullaje, Prefectura Naval San Nicolás divisó varios focos ígneos en la zona de islas jurisdicción bonaerense, frente a la costa de nuestra ciudad. Fue entonces que dieron aviso a Bomberos de San Nicolás, que prontamernte dispuso de una cuadrilla de personal equipado para combate del fuego que fue trasladado por Prefectura hasta la zona en cuestión.
A las 17 desembarcó la cuadrilla compuesta por siete bomberos equipados con herramientas de zapas, bombas forestales, látigos y sopladoras. “El objetivo primero fue contener los focos ígneos, y después controlarlos. Eran siete los focos abiertos, que se lograron controlar a las 23:30”, le explicó a EL NORTE el Jefe de Bomberos San Nicolás, Daniel Cano.
Los focos de incendio se extendían sobre una superficie de 2.000 metros, aproximadamente, justo enfrente de lo que en zona continental está comprendida por las calles Bogado y Ponce de León.
“Se trabajó en los cortafuegos, y se controlaron las distintas áreas. Hoy (por ayer) a la mañana Prefectura Naval nos volvió a dar aviso de focos que seguían prendidos, por lo cual se dispuso de una cuadrilla que inmediatamente se trasladó hasta el lugar para combatir el fuego”, contó el oficial Jefe Cano.

Investigación
Por estas horas, la Justicia Federal solicitará los peritajes correspondientes para determinar si el fuego se inició de manera intencional. Lo concreto es que se quemaron grandes extensiones de pastizales y juncos, lo cual generó una densa nube de humo que los nicoleños «sufrieron» en la tarde-noche del miércoles como también en la mañana del jueves.
Fuentes consultadas por este diario descartan que los incendios obedezcan en este caso a quema intencional de personas que crían ganado en virtud de que el lugar no tiene grandes dimensiones para ese tipo de actividad. Algunas de las personas consultadas dan cuenta de que los focos ígneos podrían haberse desatado por olvido ya que allí hay unos pocos ranchos habitados por personas que habitualmente utilizan fuego para calentarse. Como sea, es la Justicia la que deberá investigar para determinar las causales.