Cuatro proyectos que interesan al Departamento Ejecutivo llegan hoy al recinto del Concejo Deliberante 


El oficialismo dispone de los votos que permitirán convertir en ordenanzas cuatro iniciativas de relieve que el gobierno local necesita para avanzar con distintas acciones. Dos expedientes están vinculados con el anuncio sobre la construcción de un hospital municipal en la zona oeste. También se sancionará la creación del Ente de Agua. En la oposición existen reparos sobre estos temas. En cambio, la moratoria para contribuyentes con deudas saldría por unanimidad.


Desde las 8:30 de este jueves el Concejo Deliberante de San Nicolás celebrará una nueva sesión ordinaria, la octava en modo “virtual” por teleconferencia y streaming en vivo en tiempos de pandemia de coronavirus. Este miércoles (y desde el lunes, a través del trabajo en comisiones) quedó establecido el orden del día que guiará el desarrollo del encuentro deliberativo: un temario atravesado por la importancia, el impacto y el eventual debate de iniciativas tales como la creación del Ente Aguas San Nicolás, la posibilidad de expropiar un terreno puntual en la zona oeste y la de vender el municipio otros que son de su propiedad o un esquema de moratoria para facilitar la puesta al día de los contribuyentes atrasados en el pago de tasas y derechos.
De acuerdo con lo que surgió de las comisiones que estudiaron cada iniciativa, el único consenso total entre los distintos bloques políticos que integran el Cuerpo es el que concita la iniciativa que apunta a otorgar facilidades de pago a los contribuyentes nicoleños. Los otros tres expedientes provocaron cuestionamientos e incluso un par de despachos en disidencia de alguno de los sectores de la oposición. El objeto central del proyecto de ordenanza para la creación de un plan de moratoria para los contribuyentes nicoleños, es brindar facilidades de pago, la posibilidad de regularizar su situación y evitar el endeudamiento, en el contexto de las actuales dificultades económicas disparadas por la emergencia sanitaria declarada en torno al avance de la pandemia de coronavirus. En caso de aprobarse, el plan estará vigente desde septiembre y hasta el 31 de diciembre de 2020 inclusive, y será válido para los tributos municipales cuyos vencimientos hubieran operado hasta el 30 de junio de 2020 inclusive.El proyecto busca establecer además que “las obligaciones que se regularicen bajo el régimen de la presente ordenanza, gozarán del descuento de recargos e intereses sobre cuotas vencidas” que tendrán una escala que va desde el 100% de reducción de recargos e intereses hasta la financiación en 36 cuotas mensuales.La medida abarca un total de 13 tributos municipales contenidos en la Ordenanza Fiscal, entre ellos la Tasa por Alumbrado, Barrido, Limpieza y Conservación de la Vía Pública; la Tasa por Desarrollo Urbano; y la Tasa por Servicios de Agua, Cloacas y Tratamiento de Efluentes Cloacales. El artículo quinto del proyecto que en la comisión de Presupuesto y Hacienda que preside el oficialista Luchelli reunió las firmas en conformidad de todos los integrantes, detalla un esquema de descuentos en recargos e intereses: del 100% para el pago único hasta el 31 de diciembre; del 75% para los planes de hasta 6 cuotas mensuales; y del 50% para los planes de hasta 12 cuotas. En tanto, para los planes en 24 y 36 cuotas no habrá reducciones en recargos e intereses. De hecho, para los planes de 36 cuotas mensuales los contribuyentes deberán abonar además el interés establecido en la Ordenanza 5474, por lo que las cuotas serán calculadas mediante el Sistema de Amortización Alemán.

Hospitales
Otro proyecto de relieve que hoy llega al recinto (virtual) es el que da cuenta de cuál es la idea del Ejecutivo Municipal para financiar la construcción de dos nuevos hospitales en las zonas sur y oeste de la ciudad: la venta (o entrega como parte de pago) de inmuebles “improductivos” y “ociosos” que son propiedad del estado municipal. Para ello, el Ejecutivo solicita la autorización correspondiente de los concejales. Se trata del expediente 17272 que se estudió durante tres semanas en el ámbito de la comisión Legislación General que preside la oficialista Adriana González. Allí se generaron dos despachos: uno recomienda su aprobación; el otro, su rechazo.El primero es el dictamen que firmaron los cuatro concejales de Juntos por el Cambio (JpC) que integran la comisión. El despacho en disidencia lleva la única firma de la concejal Muriel Engelbrecht, de Unidad Ciudadana (UC). Los también opositores José Antonio Corral, del Frente de Todos (FdT), y Luciano Pastocchi, del Frente Renovador (FR) no estamparon sus rúbricas sobre uno u otro dictamen. Habrá que ver el sentido de sus votos (y los de sus compañeros de bancada) en la sesión.
Con idéntico trabajo previo llegará al recinto otro proyecto del Ejecutivo vinculado con la construcción de los nuevos hospitales: en rigor, el planificado para la zona oeste. El gobierno propone a los concejales declarar la “Utilidad Pública” de un extenso terreno de esa parte de la ciudad donde se alzaría uno de los nuevos hospitales. La declaración que solicita el Ejecutivo es lo que le permitiría avanzar con la posterior expropiación (tasación y compensación económica mediante para sus titulares) del bien inmueble.La iniciativa también llega con dos dictámenes opuestos al recinto: el mayoritario de aprobación firmado por los cuatro oficialistas que integran la comisión de Legislación General y el despacho en minoría por el rechazo firmado por Engelbrecht. Corral y Pastocchi no participaron ni de uno de de otro dictamen.

Ente de Aguas
Por último, la iniciativa oficial para la creación del «Ente de Aguas San Nicolás» llega al recinto con un único dictamen: por su aprobación, firmado por concejales de JpC y del FR. Aunque unánime técnicamente, la falta de firmas de concejales de UC y del FdT en ese despacho da cuenta de la disconformidad de esos bloques. La propuesta del Gobierno local se inscribe en “la necesidad de garantizar una mejora continua en la prestación del servicio público de provisión de agua potable y de desagües cloacales y efluentes industriales en el Partido de San Nicolás”. Entre las consideraciones que dan fundamento a la iniciativa, sus redactores apuntaron: “Ha sido un eje central de esta gestión municipal el mejoramiento y optimización de los servicios públicos buscando siempre la manera de brindar un servicio superador que mejore la calidad de vida de los nicoleños. Siguiendo dichos lineamientos, el Departamento Ejecutivo siempre ha buscado las herramientas más óptimas que tiendan a cumplimentar dichos fines”. En el artículo tercero de la ordenanza propuesta por el intendente Manuel Passaglia, se indica que el «Ente Aguas de San Nicolás» estará abocado a “la prestación del servicio público de provisión de agua potable y de desagües cloacales y efluentes industriales en el Partido de San Nicolás de los Arroyos, comprendiendo ello la captación, potabilización, transporte, distribución y comercialización de agua potable; la colección, tratamiento, disposición, eventual reutilización y/o aprovechamiento energético y/o comercialización de desagües cloacales, efluentes industriales y subproductos derivados de su tratamiento; así como la administración, control, explotación, construcción, mantenimiento, renovación y ampliación de la red existente y a crearse; la realización de análisis, estudios de investigación, cursos de formación y capacitación, y el desarrollo y/ o aplicación de nuevas tecnologías atinentes a los servicios mencionados”.