Rubricaron el contrato para obra de ensanche de Ruta 9 entre San Nicolás y Rosario


En un acto encabezado por el ministro de Transporte de la Nación, Guillermo Dietrich, se suscribieron en la Quinta de Olivos los últimos cuatro contratos para la construcción de la primera etapa de proyectos de corredores viales bajo el sistema de Participación Público Privada (PPP), que ya fueron licitados. Uno de esos contratos tiene directa vinculación con San Nicolás en virtud de que refiere a la obra de ampliación de la Ruta 9 en el tramo comprendido entre nuestra ciudad y Rosario.

Con la firma de esos contratos se completaron los seis corredores —A, B, C, E, F y Sur— que conformarán la nueva red de autopistas y rutas seguras, en la que se intervendrán más de 7.200 kilómetros, a partir de una inversión superior a los 16.700 millones de dólares.
El tercer carril que se abrirá en el tramo de Ruta 9 comprendido entre San Nicolás y Rosario tendrá 3,65 m. de ancho y se construirá sobre el lado interno de las calzadas existentes. La construcción del tercer carril comenzará a la altura del ingreso a nuestra ciudad por Ruta 188 y se extenderá hasta el puente de Circunvalación, en la entrada a Rosario. El objetivo es agilizar el tránsito en uno de los tramos de mayor tráfico de la Ruta 9. En ese sentido, el promedio diario anual en dicho tramo es de 26.500 vehículos.

Dudas despejadas
La firma de los convenios despejó dudas respecto a fuertes versiones que circularon sobre que los contratos podrían caerse por las dificultades de las empresas ganadoras (Helport, Eleprint, Panedile y Copasa) para conseguir el financiamiento. Es que el crédito para los proyectos viales estaba atado a la construcción de la represa Chihuidos, en Neuquén, que por el momento está frenada. "Hoy es un día histórico, continuando la firma del viernes pasado, estamos construyendo las bases de la Argentina de la transformación profunda, de hacer lo que hay que hacer. Hoy firmamos estas obras que ya en unos meses van a estar generando más de 22 mil puestos de trabajo directos e indirectos. Hoy vemos a argentinos del sector público y privado y extranjeros, todos trabajando en equipo para que tengamos menos muertos en nuestras rutas, bajemos el costo logístico, generar crecimiento y desarrollo", afirmó el ministro Dietrich.
El nuevo esquema de concesión que aplicará la Argentina es el PPP, un sistema prevé la entrega de una concesión a 15 años (con el actual esquema son 5 años) como para repagar la obra que esta vez no hará el Estado, sino que estará a cargo del privado. Es el grupo adjudicatario el que tiene que conseguir el financiamiento El PPP tiene como condición que el privado pague la obra. Luego, el Estado se devolverá el dinero mediante un bono que no es soberano. Al no ser soberano, calculan en el mercado, tendrá una tasa de interés algo más cara.